Anunciantes

IKEA se ríe de sí misma en una nueva campaña y reconoce que sus muebles son a veces "imposibles"

Montar los muebles de IKEA no es tan sencillo como sugieren sus crípticas instrucciones sin palabras. Todo el haya comprado muebles de la famosa marca sueca en alguna ocasión y haya intentado después montarlos en solitario en casa sabe que esta tarea es más complicada de lo que parece. Y también lo sabe IKEA.

En una campaña lanzada recientemente en Austria la multinacional escandinava se atreve a reírse de sí misma y confiesa que sus muebles son a veces imposibles de montar. Para ello, ha creado tres gráficas con tres muebles que imitan las figuras imposibles de Escher y con las que IKEA reconoce, aunque sea implícitamente, la dificultad del montaje de sus muebles.

No obstante, esta confesión no es ni mucho menos gratuita y sirve a IKEA como excusa perfecta para promocionar su servicio de montaje de muebles.

Está claro que a veces un poco de sinceridad no le viene mal a la publicidad y esta campaña de IKEA, creada por la agencia DDB Tribal, es buena prueba de ello.

Te recomendamos

A3

ADN

FOA

Recopilatorio

Mundial

Compartir