Anunciantes

IKEA superaría los 54.000 millones de euros si decidiese dar el salto a la Bolsa

IKEASi hablamos de modelos de negocio rentables y que son percibidos con una buena imagen por parte de los consumidores, sin duda tenemos que citar a IKEA. Basta con echar un vistazo a sus números.

De acuerdo a los últimos datos ofrecidos por Bloomberg de los que se hacen eco en El Economista, en lo que llevamos de 2016 la fortuna del fundador de IKEA, Ingvar Kamprad ha crecido en 3.800 millones de euros. Cantidad que sitúa el total en los 38.221 millones de euros. Una cifra con la que tras celebrar recientemente su 90 cumpleaños se posiciona como el segundo hombre más rico de Europa (únicamente superado por Amancio Ortega) y el noveno más acaudalado del mundo.

Nadie duda de que la mayor parte de esta inmensa fortuna proceda de IKEA. Una compañía que se encuentra gestionada mediante una complicada estructura de fundaciones pero no se asuste porque, tal y como aseguran desde la web de la empresa, es todo legal y el objetivo de este modelo es asegurar la independencia del concepto IKEA.

Los datos que se desprenden de su último ejercicio fiscal relativo a 2015 hablan de un beneficio neto ubicado por encima de los 3.500 millones de euros (5,5% más que el año anterior). Las matemáticas no engañan y, aunque la compañía sueca no tiene intención de salir a Bolsa, en caso de que lo hiciese estaríamos hablando de un valor superior a los 54.400 millones de euros.

Si continuamos en el hipotético escenario en el que IKEA diese el salto a la Bolsa, se situaría en el puesto número 35 por capitalización dentro del viejo continente. Además sería la primera empresa de Suecia en un empate técnico con H&M. Cabe señalar que IKEA podría presumir de ser la tercera mayor empresa de distribución dentro de Europa siendo únicamente superada por Inditex y LVMH. Poniendo el foco en España solo Inditex y Santander cuentan con capitalizaciones por encima de los 90.000 y 60.000 millones de euros.

El impresionante crecimiento de IKEA

Aunque en los últimos años el crecimiento anual de IKEA se ha mantenido alrededor del 6%, lo cierto es que entre 2005 y 2015 ha conseguido pasar de una cifra de negocio de 15.000 millones de euros a facturar 32.000 millones de euros.

Alemania y Estados Unidos se erigen como sus dos grandes mercados representando cada uno de ellos el 14% de sus ventas. Europa es por regiones la que ostenta un porcentaje mayor en su cifra de negocio frente a América: 67% vs 18%.

Entre 2010 y 2015 sus beneficios se han ralentizado hasta situarse en el 5,5% aunque en los tres últimos ejercicios hablamos de un 3%.

Una de las claves de su futuro pasa por la puesta que está realizando por el negocio online. Tal y como informan desde El Economista, de los 32.000 millones de euros que facturaron en 2015, 1.000 millones de euros procedieron del entorno online (poco más del 3%).

El catálogo online de IKEA superó los 2.000 millones de visitas mientras que su app acumuló un total de 54 millones de visitas. Algo que se traduce en incrementos del 21% y del 17% respectivamente. La compañía se encuentra inmersa en su proceso de expansión online y dejan claro que están explorando nuevas vías a través del universo digital con las que dar a conocer sus productos.

Otro de los puntos en los que IKEA está aunando cada vez más esfuerzos es el sector de la Alimentación, donde el negocio de la empresa ha crecido un 9,5% hasta situarse en los 1.600 millones de euros.

Peter Agnefjäll, presidente y consejero delegado de IKEA, explica que el 2016 estará “centrado en la comida”, lo que nos deja bastante claro hacia donde se está dirigiendo el futuro del fabricante sueco aunque por el momento, no tenga en mente su (interesante) salida a Bolsa.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir