Anunciantes

IKEA VIOLA LA INTIMIDAD DE SUS TRABAJADORES EN ALEMANIA

La imagen de marca de IKEA y la idea de libertad e igualdad que transmiten sus campañas publicitarias parece que se dan de bruces con su política empresarial. La multinacional sueca del prèt- a-porter del mobiliario espía a sus trabajadores en Alemania.

La cadena alemana ZDF ha televisado un reportaje grabado con cámara oculta en el que se prueba este hecho. Emitido en el programa Frontal21, en prime time, podría dañar severamente la imagen que la compañía tiene en el país, al violar la intimidad de sus trabajadores y contraponerse con los valores positivos de cultura empresarial que en teoría promulga.

En el reportaje se recogieron las opiniones de los empleados, que fueron desfavorables, por no decir nefastas. El testimonio de Christina Frank, que aparece recogido en El Mundo, es ilustrativo de la percepción generalizada: “IKEA lo exige todo de los empleados: flexibilidad, rendimiento físico hasta la fatiga y las bajas por enfermedad raramente son aceptadas. Nos encontramos ante el más puro capitalismo”.

Los más débiles son el blanco fácil contra el que se ensaña la empresa, como madres solteras, enfermos o personas de más edad de la que ellos consideran deseable. Luego, las grabaciones son destinadas a redactar protocolos sanitarios ilegales. La falta de protección a la que están sometidos los empleados de la empresa es alarmante y aparece recogida también en las cartas que muchos de éstos envían a la dirección a modo de queja.

Sin embargo, la jefa de prensa de IKEA en Alemania, Sabine Nod, ha negado toda acusación en el documento audiovisual y ha señalado que esta situación se corresponde con casos muy puntuales.

Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir