Anunciantes

Ikea y Naciones Unidas desarrollan una campaña conjunta para iluminar los campos de refugiados

ikea2Ikea y Naciones Unidas se han unido en un bonito proyecto que aspira a mejorar, en la medida de lo posible, las condiciones en las que se encuentran las personas de Campamentos de Refugiados. Por cada bombilla LED que se venda en la casa sueca en los próximos dos meses, la empresa donará un euro para proveer de farolas, linternas y estufas para los refugiados.

La idea está bien pensada porque en los campos de refugiados la ausencia de luz crea un clima todavía más oscuro y de terror, que se une al de desarraigo que ya de por sí viven estas personas. Peter Kessler, portavoz de la sección de refugiados de las Naciones Unidas, ha señalado que “la situación es de horror, en especial para las mujeres, que temen la violencia de género. Madres e hijas tienen miedo de ir al aseo por la noche”. Además, afirma que cuanto mayor es el campo, mayor es la vulnerabilidad de las personas, como es el caso del campamento Za´atari, con asentamientos de 100.000 personas en Jordania, muy cerca de la frontera con Siria.

La situación es espeluznante y diversas informaciones afirman que muchas mujeres han sido forzadas a intercambiar sexo por ayuda, además de que el número de casos de violencia de género ha aumentado. En 2013, se registraron más de 165 casos de mujeres maltratadas a manos de sus parejas o de hombres jordanos.

La acción conjunta de Naciones Unidas con Ikea no es la primera y no se limita a dar dinero. Durante la guerra civil de Somalia Ikea donó 64 millones de dólares para construir campamentos de refugiados y en 2013 el equipo desarrolló tiendas de campaña para los asentamientos. Es parte de la estrategia de marketing de la compañía. Según un estudio de 2013, un 30% de los americanos señalaron que comprarían bienes y servicios de empresas socialmente responsables.

siria1

siria2

siria3

 

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir