líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Las influencers rusas desatan su furia contra Chanel despedazando los bolsos de la firma

AnunciantesImagen de un bolso de Chanel

Los bolsos de Chanel se convierten en blanco de la ira de las influencers rusas

Las influencers rusas desatan su furia contra Chanel despedazando los bolsos de la firma

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

Múltiples infuencers y "celebrities" originarias de Rusia han volcado su rabia contra Chanel publicando en las redes sociales imágenes y vídeos de bolsos destrozados de la marca parisina.

Hace un par de días saltó la noticia de que Chanel había dejado de vender sus artículos a individuos que los fueran a exhibir más tarde en Rusia (aun habiéndolos adquirido en el extranjero).

Esta polémica medida, tildada por muchos de antirrusa, está en línea, según Chanel, con el cumplimiento de las sanciones impuestas por la Unión Europea, que prohíbe la venta a ciudadanos rusos de artículos de lujo valorados en más de 300 euros.

Después de que saltara la noticia de las restricciones impuestas por Chanel a sus clientes rusos en el extranjero múltiples influencers y «celebrities» originarias de Rusia han volcado su rabia contra la firma francesa publicando en las redes sociales imágenes y vídeos de bolsos destrozados de la marca parisina.

«Si Chanel no respeta a sus clientes, ¿por qué deberíamos nosotros respetar a la firma?», señala la modelo rusa Victoria Bonya en un vídeo publicado en Instagram donde corta en dos mitades un carísimo bolso de Chanel. En la famosa red social Bonya cuenta con nada más y nada menos que 9,3 millones de «followers».

Otras influencers y «celebrities» originarias de Rusia como la presentadora de televisión Marina Ermoshkina o la DJ Katya Guseva han publicado vídeos similares en Instagram asegurando que la medida emprendida por Chanel va más allá del cumplimiento de las sanciones internacionales impuestas en Rusia e incurre en una clara discriminación contra los ciudadanos rusos.

Más allá de clausurar todas sus boutiques en Rusia, Chanel está vetando a ciudadanos rusos la compra de artículos en todo el mundo (en París o Dubái, por ejemplo). La firma habría llegado además al extremo de pedir a sus clientes rusos que firmen un documento declarando que su residencia principal no está en Rusia y que no llevarán en ningún caso los artículos adquiridos en el extranjero a este país.

En declaraciones a Business of Fashion un portavoz de Chanel asegura que la firma no hace sino cumplir con las sanciones internacionales impuestas a Rusia. Las restricciones, anunciadas el 15 de marzo, prohíben expresamente la venta, la provisión o la transferencia directa o indirecta para la exportación de artículos de lujo a cualquier persona individual o jurídica, entidad u organismo de origen para su uso en este país.

La marca asegura además estar mejorando el proceso a la hora de solicitar a sus clientes información sobre su lugar de residencia. «Admitimos que este proceso ha causado descontento en algunos de nuestros clientes», dice el portavoz de Chanel. «Nos disculpamos por los malentendidos que esto pudiera haber causado y recordamos que dar la bienvenida a nuestros clientes, independientemente de su lugar de origen, es una prioridad para Chanel», añade.

 

Inditex revoluciona la forma de comprar en la apertura del Zara más grande del mundoAnteriorSigueintePopeyes®, el pollo que está triunfando en España, aterriza en Oviedo

Contenido patrocinado