Anunciantes

Inserte moneda: la cadena de concesionarios Carvana crea una máquina expendedora de coches

carvana6Comprar un nuevo coche puede ser un proceso tedioso. Primero hay que dedicar horas y horas a repasar catálogos y páginas webs para encontrar el modelo perfecto. Después, toca hacer una excursión al concesionario local y pasar un buen rato con el vendedor de turno.

Una experiencia que saca de sus casillas a más de un cliente. Pero, ¿y si comprar un coche fuese tan sencillo como comprar un refresco en una máquina expendedora?

Hace unos años, la compañía norteamericana de concesionarios Carvana pensó que era el momento de cambiar las reglas del juego. Por ello, puso en marcha una página web en la que los usuarios podían comprar su nuevo automóvil sin moverse del sofá. El proceso de compra es idéntico al de los concesionarios tradicionales: basta con elegir el modelo, seleccionar la forma de pago o financiación y firmar el contrato. Un proceso que según Ernie Garcia, CEO de Carvana, se completa en escasos 20 minutos.

Una vez elegido el modelo, los compradores pueden elegir entre recibir el automóvil en la puerta de su casa o acercarse a recogerlo ellos mismos. Según García, la mayor parte de los consumidores elige la segunda opción y por ello, Carvana ha ideado un innovador sistema para que la recogida de los automóviles sea tan fácil como introducir una moneda en una máquina expendedora gigante.

“Sabíamos que si los clientes elegían recoger el coche, nos ahorraríamos el coste de los envíos. Pensamos que sería una buena idea invertir ese dinero y proporcionarles una genial experiencia de compra” afirma García. ¿El resultado? Esta máquina expendedora gigantesca, instalada en Nashville, Tennessee.

El sistema, totalmente automatizado, comienza a funcionar al insertar una moneda proporcionada por la empresa. Un robot recoge el coche de la torre en la que están guardados y lo transporta a una de las tres zonas de salida, donde el cliente podrá subirse y comenzar a disfrutar de su nuevo automóvil.

carvana2

Asimismo, el cliente tiene la opción de probar el coche durante un máximo de siete días con la garantía de reembolso en el caso de que no le guste. “Al sexto día, llamamos al cliente para preguntarle si está contento con su compra” asegura García.

La máquina cuenta con un total de cinco plantas y puede albergar hasta 20 coches. La principal ventaja de este innovador proceso de compra es, sin duda, la comodidad para el cliente, además del ahorro en gastos de personal para los concesionarios, lo que les permite realizar descuentos de hasta 2.000 dólares sobre el precio de los vehículos.

carvana5

carvana7

carvana8

carvana9

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir