Anunciantes

La inteligencia artificial obliga a Apple a "pensar diferente" (una vez más)

think-different“Think Different”. Este es el icónico lema con el que Apple comenzó su época dorada tras su reinvención y revitalización en los años 90. Y puede que sea el momento de que la compañía de la manzana tenga que pensar realmente diferente.

Las nuevas tecnologías se suceden a un ritmo vertiginoso y este año nos encontramos con conceptos como la inteligencia artificial, procesamiento del lenguaje natural o los aprendizajes automatizados que se han convertido en la base del futuro para empresas como Facebook, Google, Amazon o Microsoft.

Apple es especialista en ofrecer dispositivos con software limpio altamente integrado. Puede presumir de ser el creador de nuestro concepto actual de lo que son los teléfonos inteligentes y las aplicaciones y continúa viendo el mundo a través de esos dos conceptos. Pero no son los únicos prismas a través de los que mirar el futuro en el universo digital.

Algunos los ejemplos del nuevo camino que estamos tomando los encontramos con ejemplos como el Alexa de Amazon. El asistente de voz del gigante del comercio electrónico ha introducido una nueva forma de trabajar los datos. No se trata de una app sino que utiliza “habilidades”. No son paquetes de contenidos diseñados cuidadosamente como las apps. Son solo acciones. El objetivo es que herramientas como Alexa puedan aprender habilidades de terceros como Uber.

Otro caso lo vemos en Google y su trabajo en una máquina de aprendizaje en el contexto de las búsquedas. Durante su última conferencia de desarrolladores dejó claro que su apuesta por el universo de la inteligencia artificial no pasa por un elemento físico sino que tiene muchas “formas diferentes”. Puede ser utilizado en todo el ecosistema de servicios de Google y de ahí que incluso lleve el mismo nombre que la compañía.

Siri, el futuro de Apple

Con este escenario de fondo se celebra la última conferencia de desarrolladores de Apple (WWDC). La compañía de la manzana presentó toda una batería de nuevas características para sus sistemas operativos pero gran parte de la presentación se centró precisamente en su asistente personal: Siri.

Apple va a permitir que terceros desarrollen acciones para trabajar con Siri lo que abre todo un mundo de posibilidades. Ahora el asistente podrá por ejemplo llamar a un coche de Lyft o redactar un mensaje de WhatsApp. Desde fastcompany.com dejan claro tras ponerse en contacto con la citada app de transporte de pasajeros que Siri solo se utiliza para activar la aplicación y no para recabar datos del usuario.

Y aquí nace lo que podría ser un problema para Apple. Se le están escapando muchos de los datos de sus fieles usuarios. Estos van a parar a plataformas como Facebook, Google (través de Gmail) o Amazon. La empresa dirigida por Tim Cook se encuentra en desventaja.

Las búsquedas son el negocio principal de Google y esto le reporta un gran conocimiento del usuario lo que, aplicado a su software de asistente personal hace que sea mucho más preciso que lo que pueda ofrecer Apple. Lo mismo sucede con Amazon que cuenta con una ingente cantidad de nuestros datos comerciales.

Siri puede beneficiarse de los datos de los usuarios pero se mantiene a nivel dispositivo y apps nativas de Apple. No en todo el ecosistema. Motivo por el que se ha dado el paso para abrir la puerta a desarrolladores y ya puede utilizarse en ordenador.

Bienvenidos a la era de la “Siri unificada”. Todos esperamos que en el futuro Apple libere a su asistente personal de cualquier tipo de silo y nadie duda de que así será. Puede que el trabajo de Cook y su equipo en materia de inteligencia artificial aún esté por detrás de sus competidores pero el Siri que se nos presentó en el WWDC deja claro que la empresa se lo está tomando en serio y ahora solo nos queda esperar para ver hacia dónde nos lleva esto.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir