Anunciantes

¿Podría Apple terminar subiéndose a bordo de Tesla?

Al intrépido Elon Musk se le gripa el motor de Tesla: ¿vendrá Apple a repararlo?

Ross Gerber, un ex inversor de Tesla, ha sugerido que los males que acucian actualmente a la empresa de Elon Musk podrían solventarse con la ayuda de Apple (en calidad de accionista).

teslaLas últimas semanas no han sido en absoluto fáciles para Elon Musk, que por "bocazas" ha puesto en un auténtico brete a las acciones de Tesla en los mercados bursátiles (sugiriendo una eventual salida de su compañía de Wall Street).

Sin embargo, después de que hace unos días Musk concediera una entrevista (sin pelos en la lengua) a The New York Times, los títulos de Tesla recuperaron ayer la senda del crecimiento, incrementando su valor en un 5% por encima de los 320 dólares.

Aun así, si hacemos caso de los analistas, los apuros de Tesla en Wall Street no se han acabado ni mucho menos. El lunes JP MorgAn advertía de que la compañía capitaneada por Elon Musk sufriría nuevas “hemorragias” que degradarían el valor de sus acciones hasta los 195 dólares (puesto que la financiación para sacar a Tesla de los parqués bursátiles dista mucho de estar asegurada).

Y ayer Craig Johnson, analista de Piper Jaffray, volvía a alertar de posibles mermas en el valor de las acciones de Tesla, cuyo precio podría volver a caer próximamente y moverse en una horquilla de entre 285 y 243 dólares. En el peor de los casos su valor podría derrumbarse hasta los 183 dólares.

Por otra parte, hay quienes están convencidos de que para disipar los nubarrones de crisis que se ciernen sobre Tesla, el fabricante automovilístico haría bien en cobijarse bajo la sombra de Apple (si es que la empresa de la manzana se aviene a acudir en su ayuda).

Así lo cree al menos Ross Gerber, que en su momento estuvo vinculado a Tesla en calidad de inversor. “En el pasado una colaboración entre Tesla y Apple no habría funcionado porque Musk no necesitaba a los de Cupertino, pero ahora sí los necesita”, asegura Gerber en declaraciones a la CNBC.

De acuerdo con Gerber, si Apple adquiriera entre el 5% y el 10% de las acciones de Tesla, la compañía tendría un argumento de peso para llevar su sistema operativo iOS a las pantallas de los coches del fabricante automovilístico.

“La gigantesca pantalla central de los automóviles de Tesla es uno de los sellos más distintivos de la marca y no estar allí podría constituir un problema de primer orden para Apple”, apunta Gerber.

Lo que está claro es que Musk, el CEO y fundador de Tesla, atraviesa una época de vacas flacas. En la entrevista concedida la semana pasada a The New York Times el sudafricano confesaba que debido a la fatiga y la falta de sueño había tenido que recurrir a la ingesta de medicamentos en los últimos meses.

Por otra parte, y después de eliminar hace aproximadamente cinco meses su cuenta de Facebook (al hilo del escándalo Cambridge Analytica), el bueno de Musk ha vuelto a desenfundar la goma de borrar, en esta ocasión para suprimir su perfil en Instagram, donde el líder de Tesla contaba con 8 millones de seguidores. La única red social donde Musk sigue a día de hoy activo es Twitter (donde le da por cierto a la sin hueso que da gusto).

Te recomendamos

TAPTAP

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir