Anunciantes

IPHONE ¿GRATIS?

El iPhone ha llegado a España. Y con él su contagiosa fiebre. Como si de un concierto de Madonna se tratase, los fans del teléfono se agolparon a las puertas de los establecimientos de todo el mundo esperando su apertura.

Artículo de lujo en la mayoría de los países, Telefónica lo ha puesto al alcance del ciudadano de a pie, para que se olvide de tanta crisis y se dé un capricho. Y ante la euforia colectiva ¿Quién se va a parar a pensar en lo que la compañía pide a cambio?

De momento, el operador telefónico se ha engalanado para recibir a su gallina de los huevos de oro, de la que solamente ella se beneficiará. Su mítica sede de la Gran Vía madrileña ha convertido sus primeras plantas en una tienda de 3.000 metros cuadrados en la que se comercializará el nuevo producto, emulando al establecimiento que Apple tiene en la Gran Manzana. Parece que el iPhone se ha traído de la mano el concepto flagship store: tienda insignia.

200.000 curiosos habrían visitado ya la página del operador. Potenciales compradores que para hacer efectiva su demanda tendrán que visitar alguna tienda MoviStar, ya que el “aparatito” no se comercializa online. Pero ¿hasta qué punto pesa la moda y hasta qué punto las prestaciones? Además de la duración de la batería, la compatibilidad del software y el GPS, la conexión 3G sería su característica más relevante. Ésta permitiría navegar por internet al doble de velocidad que su predecesor.

Sin embargo, hay quien todavía no está muy convencido. El País se hace eco de las siguientes declaraciones de The New York Times: “Para el iPhone, lo nuevo es relativo”.

A esto se suma que el acto altruista o de riesgo empresarial de Telefónica necesita ser rentabilizado de algún modo. La gente probablemente esté demasiado embriagada con el teléfono de moda como para leer la letra pequeña del contrato.

Las tarifas ya se conocen y la oferta suena así de seductora: 15 o 25 euros de tarifa plana. Tarifa plana de navegación claro, pero añádele el consumo mínimo de voz a parte, 20 euros en el primer caso y 40 el segundo. Estos precios son para el iPhone de 8 gigas, pero en el caso del de 16 gigas, el precio del consumo mínimo asciende a 60 euros.

Por supuesto, el precio variará sustancialmente según el contrato de suscripción. Además, la obligatoriedad de permanencia se ha ampliado hasta los dos años.

300 personas en la cola
La Gran Vía madrileña se ha despertado esta mañana con una cola de 300 personas a la altura del número 28. Eran los consumidores que querían ser los primeros en hacerse con el iPhone. El primero de ellos, Carlos, un joven de 19 años que llegó ayer a las cinco de la tarde.

Rosa Infante, directora de telemarketing de Telefónica Móviles, ha reconocido que la compañía no se había enfrentado nunca a tanta demanda por la venta de un producto en un sólo día. “Hemos tenido la suerte de no ser los primeros y la experiencia en el resto del mundo nos ha permitido prepararnos”, ha señalado Infante.

Para ver las imágenes de la nueva tienda de Telefónica y del iPhone, pulse aquí.

Ver Vídeo:
IPHONE ¿GRATIS? Telefónica y su nueva flagship store en Gran Vía 28

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir