Anunciantes

El iPhone, el príncipe destronado al que las Apple Glasses robarán la corona de "bestseller"

El iPhone, el que se precia de ser el producto más "superventas" de Apple, cumple esta semana 10 años y es para la empresa de la manzana una suerte de seguro de vida (y de mucho dinero).

Sin embargo, y pese a haber prestado un excepcional servicio durante la última década a la compañía de Cupertino, el iPhone tocará en breve techo y no le quedará más remedio que emprender la cuesta hacia abajo. Así lo cree al menos Gene Munster, un famoso analista que se jacta de ser un "futurólogo" con muchísimo tino para todo lo relacionado con Apple.

Aunque Tim Cook, CEO de Apple, pronostica un futuro dorado (tanto o más que su pasado) para al iPhone, Munster, antaño vinculado al banco Piper Jaffray y actualmente al frente su propia empresa de capital de riesgo (Loup Ventures), no las tiene todas consigo y cree que el todopoderoso iPhone comenzará muy pronto a languidecer.

Munster ha mirado en su “bola de cristal” el futuro de Apple de aquí a cinco años y lo que ha visto no pinta nada mal para la famosa marca estadounidense. En 2022 los de Cupertino seguirán presumiendo de ingresos y beneficios al alza. Si el año pasado Apple facturó 215.000 millones de dólares y ganó 45.600 millones de dólares, en 2012 se meterá en el bolsillo 300.000 millones de dólares (+39%) y obtendrá unas ganancias netas de 62.200 millones de dólares (+36%).

En los próximos años el iPhone, el buque insignia de Apple, alcanzará, sin embargo, su cima y comenzará muy pronto a dar síntomas de debilidad, profetiza Munster. En 2017 el célebre smartphone dejará en las arcas de Apple 138.000 millones de dólares, que en 2018 se convertirán en 159.000 millones de dólares y en 2017 en 160.000 millones de dólares.

Aun así, con la inauguración de la nueva década en 2020 las ventas del iPhone comenzarán a encoger de manera incontenible. Y las arcas de Apple seguirán, no obstante, llenas hasta la bandera gracias al creciente poderío de divisiones como Apple Music y App Store. La empresa de la manzana, que el año pasado recaudó con su división de servicios 24.000 millones de dólares, verá cómo en 2022 esta división le procurará unos ingresos de 60.000 millones de dólares.

El iPad, que ha comenzado a dar signos de debilidad durante los últimos años, seguirá en la misma senda languideciente durante los próximos años. Y sus ventas caerán aproximadamente un 25%, profetiza Munster. En cambio, las ventas de Mac se mantendrán más o menos estables en el próximo lustro y se moverán en una horquilla de entre 25.000 y 26.000 millones de dólares.

Por su parte, el Apple Watch, que no tiene aún la vitola de “bestseller”, dará bastantes alegrías a Apple durante los próximos cinco años. En 2017 Apple se meterá en el bolsillo aproximadamente 5.300 millones de dólares con el Apple Watch. Y en 2022 esta cifra pegará el estirón hasta rebasar la barrera de los 14.000 millones de dólares.

Aún mejor que al Apple Watch le irá a los Airpods de Apple. Munster estima que, a 10 años vista, los Airpods superarán en facturación al Apple Watch.

Por otra parte, Munster está convencido de que un nuevo producto “made by Apple” vendrá a reemplazar al ya no tan “superventas” iPhone. Ese producto, unas gafas de realidad aumentada que Munster ha bautizado por lo pronto con el nombre de Apple Glasses, verá previsiblemente la luz en 2020 y vendrá a cubrir el hueco dejado por el crecientemente “debilucho” iPhone.

En 2020 Apple podría vender 3 millones de unidades de sus gafas de realidad aumentada. Sin embargo, en los próximos dos años las ventas de este nuevo gadget escalarían hasta los 30 millones de unidades y dejarían con el tiempo “enanas” a las ventas del iPhone, concluye Munster.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir