Anunciantes

Irlanda no quiere (ni a tiros) los 13.000 millones de euros de Apple

Apple debe a Irlanda la friolera de 13.000 millones de euros en concepto de impuestos no pagados en su territorio (y la Comisión Europea insiste a toda costa en que la empresa de la manzana pague su deuda fiscal).

Sin embargo, el país afectado parece no querer el abono del adeudo. "No queremos ejercer de recaudador global de impuestos para todos los demás", asegura Paschal Donohue, el nuevo ministro de Finanzas de Irlanda, en declaraciones a Frankfurter Allgemeine Zeitung.

Donohoe asegura que el gobierno irlandés no llegó a ningún acuerdo “especial” en materia fiscal con la compañía liderada por Tim Cook. Según el ministro, Apple se habría beneficiado de las leyes fiscales imperantes en Irlanda, unas leyes que en ningún modo se habrían acomodado a las necesidades del gigante tecnológico y que están en sintonía con tanto con el derecho irlandés como con el derecho comunitario.

Irlanda, dice Donohoe, recaudará el dinero que le exige Bruselas, si bien lo depositará en un fondo fiduciario y tomará todas las medidas legales en su mano para oponerse a la decisión de la Comisión Europea.

El año pasado el Ejecutivo comunitario llegó a la conclusión de los gravámenes fiscales impuestos por Irlanda a Apple eran tan pequeños que equivalían a “ayudas de estado” (de tipo ilegal).

De acuerdo con la Comisión Europea, en 2003 la empresa de la manzana habría pagado en Irlanda impuestos de apenas un 1%, unos impuestos que se redujeron al 0,005% hasta el año 2014.

Irlanda, recalca Donohue, no es un país ni mucho menos cerrado a la lucha contra la evasión de impuestos. “Hemos hecho grandes avances en este sentido”, asevera el ministerio. La solución a este problema debe ser de tipo global. Y la UE tiene en realidad por sí sola poco margen de maniobra para atajar este grave problema, concluye Donohue.

Te recomendamos

A3

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir