Anunciantes

Jaime Lobera (Campofrío) en el #cdec2016: "Queremos ser la Coca-Cola de la charcutería"

loberaDueño de una lengua aceradísima que lo ha convertido en los últimos años en rostro habitual de la pequeña pantalla (que para algo es amiga íntima de la polémica), Risto Mejide, presentador, escritor y socio fundador de la agencia AFTERSHARE, está curtido en mil batallas "marketeras". No en vano, antes de convertirse en el animal televisivo que es hoy se ganó las habichuelas como publicitario y sabe muy bien lo que es crear marcas.

Por eso, y en calidad de experto en la creación de marcas, Risto ha entrevistado hoy en el marco del Día A del Club de Creativos, a los artífices de tres marcas que están actualmente en la cima de la popularidad “marketera”.

El primero en someterse al “tercer grado” de Risto ha sido Jaime Lobera, director corporativo de Marketing y Ventas de Campofrío, una marca que con campañas como “Cómicos” o “Hazte extranjero” se las ha ingeniado para subir a los altares de la publicidad.

Durante la conversación entre Risto y Lobera ha salido inevitablemente a colación la campaña que marcó un antes y un después en la historia (publicitaria) de Campofrío, “Cómicos”. “Fue complicado decidirse a hacer esta campaña. Rodar un anuncio en un cementerio era cosa de locos, pero resulta que funcionó”, dice Lobera.

“En nuestras campañas no son importantes ni nuestros productos ni nuestra marca sino las historias, historias que aspiran a conectar con el consumidor”, apunta Lobera.

El ejecutivo de Campofrío reconoce, no obstante, que la publicidad de la marca para la que trabaja, pese a ser osada y deliberadamente diferente, no ha inventado nada. “Nosotros somos simplemente unos charcuteros con pretensiones”, bromea.

“Hemos intentado convertirnos en algo así como la Coca-Cola de la charcutería y lo hemos conseguido más o menos”, señala. “Para hacer nuestra publicidad nos hemos fijado en cosas que ya estaban haciendo otros y que nos gustaban”, reconoce.

En la publicidad de Campofrío juega, por otra parte, una papel fundamental la emoción. “Nuestra publicidad echa raíces en la empatía, nos gusta meternos en los zapatos de nuestros clientes”, indica Lobera.

Esa empatía es más que palpable en las ya icónicas campañas navideñas de Campofrío, donde esta marca se hace eco del sentir de la sociedad (muchas veces de tinte negativo) para convertir ese sentir en algo positivo.

Hace un par de años la principal fábrica de Campofrío en España sufrió un gravísimo incendio a finales de año y la marca tuvo que cancelar la campaña navideña que tenía por aquel entonces prevista e idear de cero otra nueva. “Fue un shock tremendo. Pero en unos pocos días McCann nos presentó una idea y seguimos adelante con ella”, recuerda Lobera. “La bombería”, el anuncio fruto de aquel desgraciado infortunio y en el que Campofrío tenía más protagonismo del inicialmente buscado, consiguió tocar el corazoncito de la gente, asegura Lobera.

“En Campofrío trabajamos codo con codo con las agencias para ser creativos y más eficaces. Se trata de que ganen todos”, apunta, por otra parte, Lobera, que asegura que el “matrimonio” de su marca con McCann les ha ayudado a conocerse mucho mejor a sí mismos.

Y conociéndose mejor a sí mismos en Campofrío han logrado convertir su marca en una marca cercana para la gente. “Desde mi punto vista una marca debe aspirar a eso, a convertirse en algo cercano y familiar para el cliente”, concluye.

[fbcomments]
Te recomendamos

Cannes

Outbrain

Somos quiero

A3media

FOA

Compartir