Anunciantes

Entrevista a Raúl Marín y Lucas León, de Kaamul

Kaamul, exclusividad y personalización al más puro estilo vintage

Kaamul, la tienda de ropa exclusiva y vintage que nació de la frustración de otro proyecto, ha logrado una gran popularidad entre los fans de este estilo

Kaamul, exclusividad y personalización al más puro estilo vintage¿Quién dijo que fuera fácil? Emprender supone arriesgarse, y hay veces que los proyectos no salen como pensábamos. Sin embargo, cuando se quiere y se lucha por algo, se logra, y esto se aplica también al ámbito de los negocios. Si no se consigue a la primera oportunidad, sí se logrará a la segunda o tercera. Un buen ejemplo de ello es Kaamul, la tienda de ropa vintage más exclusiva y original. 

Sus inicios fueron diferentes al resto de proyectos comunes, pues este negocio nació de la frustración de otro proyecto. Por ello, se trata de un buen ejemplo de que el fracaso no siempre es malo y que, a veces, nos ayuda a descubrir nuevos caminos para emprender y triunfar. Para conocer más sobre su historia y su ropa tan personalizada, en MarketingDirecto.com hemos entrevistado a Raúl Marín y Lucas León, fundadores de la marca.

¿Qué es Kaamul y cómo nació?

R.M. Kaamul es la unión de muchas casualidades. En un principio Lucas y yo estuvimos planteando montar un negocio enfocado al interiorismo y las infografías 3D. Su fracaso nos llevó a pensar otras alternativas, y Lucas tuvo la idea de comenzar un proyecto con ropa vintage. Estudiamos a fondo las competencias y posibilidades, y vimos un mercado que en España todavía está naciendo y puede dar mucho de sí.

Kaamul surgió tras meses de meditación y búsqueda de un nombre que englobase todo lo que Lucas y yo queríamos transmitir. Kaamul es la unión entre forma de vida responsable y alternativa, mezcla el estilo vintage con el respeto por el medio ambiente, y anima a sus clientes a vestir Kaamul sabiendo que están haciendo algo bueno por el mundo.

L.L. Como bien dice Raúl, Kaamul es una idea muy reflexionada que surgió de la frustración de otro proyecto. Hay que recalcar la importancia que tiene el fracaso y las zancadillas para dar más de uno mismo y sobre todo tener energía para superar cualquier problema por muy exigente que sea.

Consideramos que había un nicho de mercado en la idea de la ropa vintage de España además, para nosotros es una forma muy importante de expresión. La ropa vintage es para todos los públicos, nostálgicos, atrevidos, inconformistas…incluso a una persona de perfil clásico le recomendaría esa pizca de atrevimiento combinando una prenda vintage con algo más conservador. Una vez concienciados con la idea de negocio, llegar al nombre fue un camino arduo, pero finalmente dimos con el que para nosotros define la empresa en su plenitud.

¿Cuáles son las principales características de Kaamul, que le hacen diferente al resto de empresas del sector?

R.M. Uno de los rasgos diferenciadores de Kaamul es la estrategia de precios. Todas las categorías de prendas tienen el mismo precio, facilitando la compra al cliente y resultando más cómoda la acción de compra.

Otro rasgo diferenciador frente a otras tiendas, es que sacamos todas las prendas con sus respectivos modelos. Otras tiendas ahorran en modelos o en material fotográfico, colocando las prendas en perchas o simplemente haciendo un bodegón. Kaamul da vida a sus prendas vistiéndolas con gente real para acercarse más al cliente.

Por último considero que un gran rasgo diferenciador es la filosofía que transmitimos, de respeto al medio ambiente, consumo responsable, economía circular, reciclaje textil, ahorro económico y conservación de materias primas.

L.L. Además de lo mencionado por Raúl, Kaamul intenta ser una empresa menos rígida que las demás en cuanto a que transmite mucha filosofía. Es una actitud, es apoyar la economía circular hacia la que evolucionamos por no saber gestionar los recursos con inteligencia. La ropa vintage invita a un futuro sostenible sin sacrificar en absoluto el estilo personal aportando mucha más personalidad de la que aportan los productos de baja calidad que inundan el mercado actual.

¿Cuál es el perfil común de un cliente de Kaamul?, ¿cómo logran fidelizar a un cliente y que vuelva a comprar en la tienda?

R.M. El perfil de un cliente de Kaamul, no es otro que el de una persona “joven” (de entre 16 a 44 años) que busca aportar algo más a su estilo de vestir y colaborar a su vez a mejorar nuestro mundo. En Kaamul los bautizamos como Kaamulianos. Son los que dan vida y hacen realidad el sueño de Kaamul. Los Kaamulianos son soñadores, luchadores, enérgicos, atrevidos, transgresores, curiosos y sobre todo libres.

Fidelizamos clientes sobre todo con el buen trato, tanto en persona como redes o emails. Buscamos siempre la mayor brevedad en las respuestas, celeridad en la solución de errores y envíos precisos y rápidos. No han sido pocos los clientes que ya nos han agradecido el trato y la atención recibida.

L.L. Tenemos la suerte de tener un perfil amplísimo. Si bien es cierto, inicialmente pensábamos que nuestro perfil se limitaba a los más jóvenes, nos hemos ido sorprendiendo del intervalo tan largo de edad que abarcamos ya que abarcamos un público muy joven hasta los 50 años inclusive. Eso nos da mucho más margen de maniobra y por supuesto tenemos que transmitir valores para todos los públicos.

Fidelizamos muchísimo haciendo de Kaamul un estilo de vida gracias a motivaciones diarias por Instagram (@kaamulvintage) y Facebook (kaamulvintage). Aromatizamos la ropa con un perfume propio elaborado por nosotros con el cual queremos transmitir una identidad olfativa.

Intentamos, en la medida de lo posible, agrupar todos los elementos aunque parezcan pequeños que sean diferenciadores y en conjunto nos hagan una marca fácilmente reconocible.

¿Cómo actúa o trabaja una empresa que comercializa otras marcas?

R.M. Con normalidad. Sin abusar de las marcas que vendes. Promocionando que son originales y verificadas, sin estafar a los clientes que depositan su confianza en Kaamul.

L.L. Primero de todo utilizamos las redes sociales para explicar con detalle cada marca, origen, desarrollo etc. De esta manera conseguimos aportar información que la mayoría de los usuarios desconocen de marcas muy reconocidas en el mundo de la moda. Sobre todo nos interesa recuperar todos los elementos vintage de las marcas, con colores y cortes que ahora no se ven. Es por ello triunfa nuestra apuesta de ropa vintage ya que ofrecemos marcas con diseños que no se ven en la actualidad y precios muy contenidos.

¿Cómo se logra resaltar su propia marca por encima de los productos que venden de otras?

R.M. En Kaamul el método es sencillo. Kaamul nada tiene que ver con las grandes marcas que promociona, de hecho podría decirse que casi compite con los ideales de consumismo y capitalismo agresivo. Pero eso no quita que esas prendas vintage de grandes marcas reconocidas mundialmente no puedan ser devueltas al mercado con la mayor dignidad posible sin resultar un coste de mano de obra, un gasto material o un abuso laboral de menores.

L.L. Principalmente gracias a nuestra cuidada selección de prendas y al cuidado de los pequeños detalles. Apostamos por las marcas, la ropa de estilo americano como camisetas NFL, NBA, camisas béisbol, camisas western, camisas hawaianas. Además de nuestras chaquetas, vestidos, sudaderas…tienen un toque muy personal.
Nada más en la web se logra identificar rápidamente nuestro estilo vintage determinado ofreciendo moda vintage a precios asequibles.

Kaamul comercializa ropa vintage. ¿Qué aporta la diferenciación en el sector textil?

R.M. La diferenciación los es prácticamente todo. Comercializar ropa que aporte el rasgo diferenciador a tus clientes, los hace tuyos. Los clientes, en el mundo en el que vivimos, dominado por grandes corporaciones que hacen ropa en masa y venden de manera masiva, buscan un refugio donde poder destacar, diferenciarse o escapar de todo lo establecido. Y Kaamul les ofrece esa posibilidad que están buscando.

L.L. Aporta sobre todo personalidad. Carácter a la hora de vestir. Nuestra ropa es camaleónica e introspectiva. Me gusta decir camaleónica porque ya su moda en un tiempo pasado y la gente vuelve a sentirse identificada con ella. Además, se trata de ropa de una calidad textil superior a la actual ya que antes se invertía mucho más dinero en la fabricación de productos y la explotación textil no estaba tan extendida como en la actualidad. Sorprende, por ejemplo, ver que está elaborada en lugares totalmente insólitos y había muchos más puntos geográficos dónde se elaboraba mientras que ahora la mayor parte procede de India o China. Esa mejora hace que la ropa aguante hasta nuestros días con una sorprendente calidad y resista a los lavados y las inclemencias del tiempo con una gran facilidad.

En los últimos años ha habido un gran aumento del ámbito digital. ¿Cómo afecta el nuevo entorno de las redes sociales y el Internet a los negocios?, ¿cómo lo gestionan ustedes?

R.M. Afectar, a mi modo de ver, afecta de manera muy positiva, sobre todo en la comodidad de poder trabajar desde cualquier lado, y acceder a la tienda online desde cualquier ciudad. Eso sin duda es una gran comodidad y ventaja. En contraposición mencionaría la enorme competencia que existe en el mercado online y el gran trabajo que conlleva destacar de entre toda la competencia con la que te toca posicionarte.

Nosotros lo gestionamos bien, siendo dos nos hemos repartido bien las tareas que nos tocan a cada uno, y el entendimiento es inmejorable y los resultados van dando sus frutos. En estos temas lo mejor es la constancia y mantener las redes activas y en permanente actividad para tener siempre a los clientes activos o a nuevos clientes pendientes de cualquier novedad.

L.L. La venta online supone un mercado potencial prácticamente ilimitado al lado de un comercio físico ya que puedes ofrecer tu producto o servicio de forma mucho más masificada. El error está en tratar el producto/servicio como algo masificado y de grandes volúmenes. El reto reside en ofrecer algo cercano, en cuidar los detalles y el servicio al cliente para que se sienta único y sobre todo Kaamuliano.

En Kaamul, al ser dos socios y a pesar de la carga de trabajo, conseguimos gestionar todo el trabajo sobre todo a la hora de generar contenidos y repartirnos las tareas. Automatizar la producción de trabajo en la medida de lo posible y simplificar los procesos es un éxito asegurado en cualquier empresa.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir