Anunciantes

KFC, A LA CABEZA DE LA LISTA DE PUBLICIDAD MÁS OFENSIVA DEL REINO UNIDO EN 2005

La Advertising Standards Authority (ASA) es el organismo de control de la publicidad en Reino Unido, y cada año recibe miles y miles de quejas dirigidas a diferentes campañas publicitarias. En 2005 la lista la encabezó un spot del restaurante de comida rápida KFC, con 1.671 reclamaciones.

En total, el ASA recibió el pasado año 26.236 quejas, un 16% más que en 2004, de las que 2.241 consiguieron su objetivo al ser modificadas o retiradas. La insatisfacción hacía los spots creció un 37% con respecto al año anterior (con 12.775 quejas), seguida de la prensa (2.302), el correo directo (2.293), la publicidad exterior (2.236) e Internet (1.557).

Algunas de las reclamaciones fueron rechazadas. Tal es el caso del ya citado anuncio de KFC, en el que podía verse a los trabajadores de un call center cantando con la boca llena mientras comían una ensalada de este restaurante, una imagen que parece no haber gustado a los británicos. La misma suerte corrieron acciones de publicidad como la valla de la serie norteamericana The L World, humillante para la mujer según los demandantes, y el anuncio de Mazda en el que una modelo se excitaba durante una carrera de coches.

Otras, en cambio, sí fueron retiradas. Este es el caso de un spot de Barclays Bank en el que se mostraba a un hombre que había sufrido una reacción alérgica por la picadura de un insecto, ya que ofendía a las personas a las que les había ocurrido algo parecido.

En cuanto al marketing directo, no gustaron en absoluto a los británicos dos campañas en concreto. En la primera Damart simulaba en el sobre que el destinatario era moroso, mientras que en la segunda fueron enviadas cartas en las que se advertía a los destinatarios que un asesino en serie estaba matando a personas con su mismo nombre, todo por promocionar la serie CSI Nueva York.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir