Anunciantes

Arranca la campaña ADD Hope para luchar contra el hambre infantil

KFC Iberia y WFP se proponen distribuir más de 375.000 comidas escolares por el mundo

KFC sigue remarcando su fuerte compromiso por combatir el hambre a nivel mundial y desde hoy hasta el 5 de noviembre, recogerán donativos de sus consumidores en todos sus restaurantes de España para luchar contra el hambre infantil y contribuir en los proyectos de comidas escolares del Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (WFP en sus siglas en inglés).

Esta nueva campaña benéfica es la décima edición de ADD Hope y en esta ocasión KFC quiere batir su propio record en donaciones y colabora con sus 15.000 restaurantes en 125 países. En España concretamente, son 106 restaurantes los que participan junto a los restaurantes repartidos por Portugal con el objetivo de recaudar suficientes donativos que se transformarán, gracias al trabajo de WFP, en más de 375.000 comidas escolares en comunidades vulnerables de países en desarrollo en todo el mundo.

En la pasada campaña, gracias al trabajo de los franquiciados en España, de todos sus empleados por difundir esta iniciativa solidaria y a WFP, se consiguieron distribuir con el dinero recaudado más de 280.000 comidas a niños en 14 países.

”El compromiso de KFC en la lucha contra el hambre es una muestra del papel clave del sector privado para el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible adoptados por los Gobiernos de todo el mundo”, afirmó Jennifer Nyberg, Jefa de la Oficina de WFP en Madrid. “Confiamos en que más y más empresas sigan su valioso ejemplo y se unan a WFP proponiendo soluciones innovadoras para el Hambre Cero”.

Desde hace más de 10 años esta alianza entre las dos entidades, junto al apoyo incondicional de todos los consumidores donantes, ha alcanzado grande logros hasta el momento. Con la distribución de meriendas en centros escolares en África, Asia y América Latina no solo se contribuye a luchar contra el hambre y la malnutrición. Las comidas escolares suponen también un incentivo para que niños y niñas permanezcan escolarizados, lo que tiene un efecto multiplicador para el desarrollo de sus comunidades. Más de 16 millones de niños y niñas reciben comidas escolares de WFP en países en desarrollo. . Aunque estos datos son esperanzadores, la situación actual también revela que más de 66 millones de niños de diferentes países siguen asistiendo a la escuela con hambre, por lo que el apoyo de los donantes es más importante que nunca.

Actualmente, KFC es el mayor socio privado de WFP a nivel mundial y a través de su plataforma Add Hope busca mejorar la situación de su entorno social. “Queremos que cada niño tenga la oportunidad de
crecer y aprender. Gracias al apoyo de todos nuestros clientes en iniciativas como esta, seguiremos combatiendo el hambre en el mundo” ha afirmado Cedric Losdat, director General de KFC Iberia.
En este sentido, a nivel nacional la cadena de restaurantes también combate el hambre y lucha por disminuir el desperdicio alimentario con su programa Harvest, dedicado desde 1992 a la donación de alimentos. Con esta iniciativa la marca realiza acuerdos individualizados con diferentes ONGs y bancos de alimentos entregando hasta 80.000 toneladas de comida a más de 3.000 organizaciones sin ánimo de lucro.

Nota de prensa

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir