Anunciantes

KFC no vende "tacos", pero los dice en su nueva y provocativa campaña

kfc1Las palabrotas no se prodigan demasiado la publicidad, que se debe (casi siempre) a la corrección política. Sin embargo, hay marcas osadas que se atreven a condimentar sus anuncios con palabras malsonantes.

Es el caso de la cadena de comida rápida KFC, que se ha atrevido con los “tacos” en su última y controvertida campaña en Reino Unido y no porque haya decidido abandonar el pollo frito por la comida tex-mex precisamente.

El epicentro de la campaña, que seguro que da muchísimo que hablar, es una valla de 26 metros de longitud en la que puede leerse la siguiente (y equívoca) frase: “It’s f_____ _____n’ good”.

A simple vista, cualquier mal pensado diría que la palabra (malsonante) que KFC quiere censurar en esta campaña es “fucking”. Nada más lejos, sin embargo, de la realidad. El mensaje agazapado en la nueva campaña de la célebre cadena de “fast food” no es otro que su eslogan: “It’s finger lickin’ good”.

Con esta campaña, que juega deliberadamente a provocar el equívoco en el espectador, KFC trata de vender las bondades de una nueva hamburguesa, la Original Recipe Stacker, en la que los protagonistas son el pollo (como no podía ser de otra manera) y la salsa “baconnaise”.

kfc2

Detrás de esta original (y malhablada) campaña está la agencia BBH.

No es la primera vez KFC juega a los malentendidos en una campaña publicitaria. Hace unos meses la filial australiana de la cadena de pollo frito publicó un tuit con una imagen sospechosamente pixelada que algunos tildaron de excesivamente “obscena” (aunque nada tenía en realidad de procaz bajo los píxeles).

a-1

Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir