líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

KFC rediseña sus restaurantes en China y los convierte en relajantes espacios "zen"

kfcLa cadena estadounidense de comida rápida KFC pisó por primera vez suelo chino en 1987. El gigante asiático recibió por aquel entonces con los brazos abiertos a la empresa norteamericana, pero parece que a los chinos se le está quitando últimamente el hambre por el famoso pollo frito de KFC.

Varios escándalos relacionados con la supuesta contaminación de sus menús han sangrado las ventas de KFC durante los últimos años en China. No en vano, la facturación de KFC en el país asiático se desplomó un 4% el año pasado.

En vista de que su marca ya resulta tan apetitosa para los chinos como antes, KFC ha decidido tomar cartas en el asunto e intentar ofrecerles algo diferente. ¿Cómo? Rediseñando sus restaurantes y convirtiéndolos en apacibles espacios “zen” para relajarse.

KFC ha hecho pasar por chapa pintura a 130 de sus restaurantes chinos y les ha dado un aire muy diferente de lo es habitual en los restaurantes de la famosa cadena de comida rápida.

A diferencia de en los países occidentales, donde los restaurantes de comida rápida hacen honor a su nombre y destacan por la velocidad de sus comensales engullendo comida, a los chinos les gusta comer con calma y tirarse horas y horas si es necesario frente a un plato charlando con amigos y familiares. Y eso es precisamente lo que fomentan los nuevos restaurantes de KFC en China: que el cliente se demore todo lo que quiera degustando el pollo de la célebre cadena.

Una iluminación suave, cuadros de colores, muebles de madera y Wi-Fi gratis son los ingredientes que KFC ha metido a la coctelera para convencer a los chinos de regresar a sus restaurantes. ¿Lo conseguirá?

1 2 3 4 5

¿Funcionará realmente esa idea "marketera" que tiene entre manos? Estas 5 preguntas le ayudarán a descubrirloAnteriorSigueinteLa multifuncionalidad de los smartwatches ¿un problema?

Noticias recomendadas