líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

La cadena española de perfumes Equivalenza y sus homólogas, en el punto de mira de la Justicia

equivalenzaLa cadena española de perfumes Equivalenza, que nació en 2011 y tiene presencia en más de una treintena de países, fue imputada el pasado septiembre por un tribunal francés, acusada de un delito contra la propiedad industrial.

La matriz de la española, Equivalenza Europa, se enfrenta a un proceso judicial en Francia por una demanda de la Federación de Empresas de Belleza (FEBEA), patrona de la industria en el país vecino, que reclama que «el uso de tablas de correlación en la venta de perfumes supone una modalidad de falsificación».

Aunque la denominada perfumería de equivalencia –que consiste en vender perfumes que utilizan tablas de concordancia que se corresponden con los aromas de las marcas de renombre- existe desde hace años, lo cierto es que fue la crisis la que propulsó la propagación de este tipo de negocios, los cuales existen gracias a la colaboración de las farmacéuticas y otros actores de la industria cosmética.

En los últimos años han nacido numerosas empresas que siguen este modelo, pero ninguna ha llegado tan lejos como Equivalenza, que desde su nacimiento en 2011 ya tiene presencia en 34 países con más de 750 establecimientos en todo el mundo repartidos por Europa y África. Además de perfumes, en sus tiendas también se pueden encontrar ambientadores, mikados y esponjas de jabón, entre otras.

En conversaciones con MarketingDirecto.com, fuentes de Equivalenza han denunciado que, aunque su «norma de la casa» es no realizar declaraciones hasta que exista una sentencia, en este caso se vieron obligados a responder ante el comunicado de FEBEA, dado que diferentes medios de comunicación se hicieron eco de la noticia con «numerosas incorrecciones» y publicaron la información sin ni siquiera contrastar los datos, al añadir, por ejemplo, que sus establecimientos de Francia se habían cerrado, algo que es «totalmente falso» puesto que siguen operando y vendiendo perfumes en el país galo con normalidad.

En la nota de prensa emitida la compañía lamenta que un proceso judicial que aún está abierto se esté utilizando para “tratar de influir en la sociedad y en el marco de la libre competencia de mercado”. Según fuentes de la compañía, esto está ocasionando que Equivalenza «se enfrente a un juicio paralelo» y recuerdan que «imputación no es culpabilidad» y que sus productos nunca fueron «imitaciones» ni «falsificaciones», sino que «se encuentran dentro de la legalidad» del marco jurídico europeo.

La firma defiende que su objetivo es «democratizar el perfume» y darle a los clientes «que demandan productos de alta calidad a precios accesibles” la oportunidad de descubrir y elegir libremente entre su variedad de aromas y familias olfativas, y critica la situación de una industria «que se caracteriza por sus fuertes márgenes comerciales y la gran rentabilidad que obtienen los grupos que lo componen», que intenta que el mercado sea “un oligopolio muy rentable”.

Por otra parte, desde Equivalenza denuncian que la Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética (STANPA), patronal española de la industria, nunca haya hecho por mantener una relación con ellos, y que no haya publicado su comunicado. STANPA se ha mantenido en la línea de su homólogo francés y ha criticado el modelo de las perfumerías de equivalencia, al que que considera “ilegal” y “una práctica prohibida en la mayoría de las jurisdicciones”. La directora de la entidad, Val Díez, también reprochó a estas cadenas que se vendan como que quieren democratizar el sector pero que en realidad hagan “competencia desleal a las droguerías y perfumerías de toda la vida”, como recoge El Mundo.

Equivalenza no es la única cadena que sigue este modelo que corre peligro, según el mencionado medio. El Tribunal de la Marca Comunitaria de Alicante ratificó recientemente una sentencia con alcance en toda la Unión Europea que prohibía el uso de forma oral o escrita de una marca, lo cual afecta al grupo Saphir, que hasta ahora contaba con perfumes muy consolidados en diferentes supermercados, farmacias y bazares.

Ante estos precedentes, no es de extrañar que próximamente se emitan más sentencias en contra de este modelo de negocio, lo cual podría afectar gravemente a los empresarios que ponen en marcha franquicias con estas marcas, aunque desde Equivalenza confían es que el proceso judicial que les afecta se resuelva de forma óptima y que se quede en un caso aislado.

 

¿Deben los padres dejar de exhibir a sus hijos en las redes sociales? La policía cree que síAnteriorSigueinte"La única cosa que ha cambiado, es todo": así es el primer anuncio del iPhone 6s

Noticias recomendadas