Anunciantes

La confianza de los consumidores en el mundo aumenta, en España baja al mínimo

La confianza de los consumidores en el mundo aumenta, en España baja al mínimoEl Índice Global de Confianza de los Consumidores Nielsen del segundo trimestre de 2010 mantiene la tendencia ascendente y alcanza los 93 puntos, prácticamente al nivel de los 94 puntos del tercer trimestre de 2007, antes de comenzar la crisis. Se mantiene así la tendencia apuntando al comienzo de la salida de la recesión, pues ya es el quinto trimestre consecutivo en el que aumenta el índice global de confianza, desde el mínimo de 77 puntos que tuvo a comienzos de 2009. España muestra en cambio una tendencia negativa, pues el Índice de Confianza baja hasta 69, diez puntos menos que en el trimestre anterior, y el más bajo desde 2005, cuando Nielsen comenzó a hacer el estudio mundial.

En el segundo trimestre de 2010, la confianza de los consumidores crece en 32 de los 48 países analizados, con India (129 puntos), Indonesia (119) y Vietnam (119) encabezando la lista de países con mayor confianza, y los tres con tendencia positiva. En el extremo opuesto, Lituania (52 puntos), Japón (55) y Corea del Sur (56) son las naciones más pesimistas. Vietnam, cuyo índice aumenta 18 puntos; Alemania, donde aumenta 7 puntos; y Lituania y Letonia, donde crece 6 puntos, tienen los mayores incrementos en este trimestre; al tiempo que en Egipto cae 17 puntos y en España desciende 10 puntos, colocándose como los países más pesimistas en este periodo.

El descenso en el Índice de Confianza de España hasta los 69 puntos sitúa a nuestro país en la parte baja de la Unión Europea, superando sólo los 68 puntos de Irlanda, 65 de Hungría, y 63 de Francia; y por debajo de los 71 de Italia. La evolución más positiva en el último trimestre en Europa se produce en Alemania, con el mencionado incremento de 7 puntos, hasta un índice de 81 puntos; además de Suiza y Dinamarca, en los que aumenta 5 puntos.

Así, sólo un 21% de los españoles participantes en el estudio piensa que es un buen momento para comprar cosas una vez realizados los gastos imprescindibles; por el 49% que cree que no es tan buen momento, y un 28% que opina que es malo. Cubiertos esos gastos imprescindibles, un 46% de los españoles destinaría el dinero sobrante a ahorrar, y un 30% a pagar deudas y gastos de las tarjetas de crédito, en ambos casos porcentajes ligeramente superiores a hace tres meses, e indicativos de que la intención de tomar medidas ante la crisis sigue siendo prioritaria. Según el estudio de Nielsen, España es el segundo país europeo con mayor tendencia al ahorro, sólo superado por Holanda, donde el 51% de los encuestados dice destinar ese dinero “sobrante” a ahorrar.

Un 31% de los consumidores españoles consultados destinaría ese dinero que queda una vez cubiertas las necesidades imprescindibles al ocio fuera del hogar, y un 36% lo gastaría en vacaciones, que aumenta cinco puntos debido a la proximidad de los meses veraniegos. Un 23% gastaría en ropa, el 21% en objetos de decoración y cosas para el hogar, y el 12% en productos de nuevas tecnologías. El 14% dice no quedarle nada de dinero una vez cubiertas sus necesidades básicas, tres puntos más que en el trimestre anterior; y el 7% lo invertirían en fondos de pensiones o de inversión.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir