Anunciantes

LA CRISIS DE AIR MADRID DESPRESTIGIA LA IMAGEN DE MARCA DE LA CAPITAL

Para muchos ciudadanos, sobre todo latinoamericanos, España es “un país bananero” por haber permitido que Air Madrid los engañara. “Han ensuciado el nombre de la capital de España”, aseguran muchos otros. Una reciente encuesta elaborada por la consultora The Brand Partners y la revista Infobrands, confirma que lo sucedido con la compañía aérea aumenta la percepción de indefensión del consumidor en el panorama empresarial español.

El hecho de que la aerolínea utilice el nombre de la capital de España en su marca agrava aún más la sensación de perjuicio que un conflicto de este tipo genera sobre la imagen y la reputación de una ciudad o país. Algunas voces del sector aseguran que la regulación para el uso de nombres relacionados con un país debería ser más específica. En la actualidad, la normativa aplicable establece que es necesaria la autorización para “reproducir el escudo, bandera, condecoraciones y otros emblemas de España, sus comunidades autónomas, sus municipios, provincias y otras entidades locales”. Pero eso no sucede en lo que se refiere a las denominaciones.

La regulación en el ámbito publicitario es más complicada, y lo que parece más necesario es que se promueva más la marca del país o ciudad, según Ángel Riesgo del Grupo Consultores. Luz Erhadt, del grupo asesor Landor, no cree que el efecto sea dramático para Madrid, pero reconoce que lo ocurrido “refuerza el estereotipo de la desorganización de los españoles”. Pero, como bien se menciona en el diario Cinco días, existen otros casos en los que la asociación de una ciudad a una marca es un éxito. Custo Barcelona, L’Oreal París o DKNY son ejemplos de marcas que han beneficiado a ciudades.

Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir