Anunciantes

LA CRISIS SACUDE EL MUNDO DE LA ALIMENTACIÓN

La recesión afecta al bolsillo de los consumidores pero ha sacado a flote la economía de grupos que apuestan por vender barato, aumentando sus ventas durante este periodo al ver incrementado el público objetivo al cual se dirigen.

McDonald’s, por ejemplo, ha visto un incremento de las ventas de un 6,8 en 2008, lo que le supuso 755 millones de euros más, y tiene planeado abrir 17 nuevo locales en 2009 debido a la creciente demanda.

Las cadenas de alimentación también han hecho eco de esta tendencia al ahorro y Carrefour ha sacado al mercado una canasta familiar de productos por 28 euros a la semana para un grupo de cuatro personas, que para la compañía constituye un compromiso con los consumidores.

Alcampo también se ha apuntado y a través de la potenciación de las marcas blancas, que ya suponen un 34% de la cuota de mercado, logró aumentar sus ventas un 1,2% el año pasado.

Los menús para los desempleados y las promociones especiales también han irrumpido fuertemente en el mercado y cadenas de restaurantes tradicionalmente centradas en el bajo coste, como Los 100 montaditos, que originalmente vendían sus minibocadillos a 100 pesetas, se han comprometido a limitar sus precios a 1 euro.

Los resultados de esta apuesta están a la vista y las empresas que han sabido empatizar con la situación de los consumidores no han acusado una caída de la demanda y han visto sus volúmenes de venta y por lo tanto sus beneficios crecer, mientras otras compañías apenas resisten los embates de la crisis.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir