Anunciantes

LA CRISIS SE INSTALA EN LAS CABEZAS Y EN LOS MONEDEROS

Durante un tiempo, ha llamado la atención la resistencia del consumo alemán a la crisis, a pesar de las malas cifras que está arrojando la economía del país germano en 2009. Sin embargo, un estudio realizado por la consultora Musiol Munzinger Sasserath muestra que la crisis sí está empezando a afectar a los comportamientos de consumo.

El estudio, para el que se ha encuestado a 1.011 consumidores alemanes, muestra cómo ha evolucionado su actitud de compra: el consumidor se guía cada vez más por el precio a la hora de tomar una decisión de compra. Tres cuartas partes de los encuestados reconocen que ahora comparan precios más a menudo que hace un año. Ir a la caza de ofertas es parte de las compras para el 72% de los encuestados. Y la mayoría de los encuestados ha reaccionado a la crisis con compras más frecuentes en supermercados de descuento (60%) y con la compra de marcas más baratas (58%).

Sin embargo, el precio no es decisivo en todas las decisiones de compra: si el consumidor está convencido del valor añadido del producto, incluso el más ahorrador puede decidir adquirirlo. Es lo que ocurre con los productos que consumen energía de forma más eficiente, que dos tercios de los consumidores estarían dispuestos a comprar aunque sean más caros que productos similares sin dicho rasgo ecológico. Lo mismo ocurre cuando el producto es especialmente beneficioso para la salud (51%) o particularmente placentero (42%).

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir