Anunciantes

La decisión del operador se efectúa “con carácter inmediato” tras la detención del expolítico

La decisión reputacional de Telefónica: adiós a Zaplana tras su detención por cohecho y blanqueo

Tras conocerse, esta mañana, la detención del expolítico Eduardo Zaplana, investigado por cohecho y blanqueo, Telefónica ha anunciado el fin de su relación laboral con el expolítico con "carácter inmediato".

La decisión reputacional de Telefónica: adiós a Zaplana tras su detención por cohecho y blanqueoEste martes amanecíamos con la noticia de la detención del exministro del PP, Eduardo Zaplana, por orden del Juzgado de Instrucción número 8 de Valencia a raíz de la investigación de los supuestos delitos de cobro de sobornos y blanqueo.

Una vez más, la corrupción salpica al ámbito político y, en consecuencia, empresarial. Y es que, son muchos los políticos que, una vez retirados de la vida pública activa, recalan en algunas de las compañías más importantes de este país.

Es el caso de Zaplana que, tras su etapa en el gobierno de José María Aznar, se dedicó al ámbito empresarial en la compañía de telecomunicaciones Telefónica desde 2008, en donde ocupaba un puesto en el área de asuntos públicos.

En un momento en el que la transparencia, la responsabilidad para con los usuarios y el buen hacer de las organizaciones es fundamental a nivel reputacional, verse vinculado a un caso como el que acaba de hacerse público, puede acabar siendo todo un lastre si no se actúa con prontitud.

Telefónica lo sabe y, antes de que la situación empeore, ha decidido cortar por lo sano. Horas después de que saltase la noticia, la compañía anunciaba la suspensión de su relación laboral con el expolítico “con carácter inmediato”.

Una decisión que no es la primera vez que la compañía se ve obligada a tomar por casos similares, pues ya en 2012, Iñaki Urdangarín, hasta entonces consejero de su división internacional, se desvinculó de Telefónica a raíz del caso Palma Arena.

Poco tiempo después, en 2014, Rodrigo Rato, quien ocupaba el cargo de consejero asesor de la compañía para Latinoamérica, también salió escaldado de la empresa tras ser imputado por las “tarjetas black”.

Y, aunque estos han sido los casos más sonados, la lista de políticos que han tenido relaciones laborales con la compañía de telecomunicaciones es mucho más larga.

De hecho, fue el propio José María Álvarez-Pallete, actual presidente de Telefónica, el encargado de eliminar hasta 50 contratos con políticos al tomar el relevo de César Alierta en 2016. No obstante, a juzgar por los acontecimientos, parece que la “limpieza” no fue suficiente.

Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir