Anunciantes

Todavía no hay fijada una fecha para el juicio

La Fiscalía pide dos años y medio de cárcel para el concursante de GH por abuso sexual

Reclama también 6.000 a la productora Zeppelin por los daños ocasionados a la víctima al mostrarle las imágenes al día siguiente de los hechos

La Fiscalía Provincial de Madrid ha solicitado dos años y seis meses de prisión para el que fuera ex concursante de Gran Hermano Revolution, José María López Pérez, por un delito de abusos sexuales sucedido en la casa de Guadalix de la Sierra en la edición de 2017.

El representante del Ministerio Público reclama además al acusado una indemnización de 6.000 euros por los daños morales causados a la víctima, Carlota Prado, misma cantidad que se pide a la productora Zeppelin TV por los daños ocasionados a raíz de que se le exhibieran a la perjudicada las imágenes grabadas del suceso.

Los hechos en que se basa la acusación, tuvieron lugar en la madrugada del viernes 3 al sábado 4 de noviembre de 2017, cuando se organizó una fiesta en el interior de la casa "en la que el programa suministró a los concursantes bebidas alcohólicas", según detalla el escrito de la Fiscalía. En esa misma vivienda se encontraba la otra concursante, con quien el acusado había comenzado una relación sentimental unos 50 días antes.

Según recoge la nota de la Fiscalía, durante la fiesta Carlota Prado bebió "al menos cuatro chupitos de tequila, por lo que alcanzó un estado de embriaguez que fue acentuándose y evidenciándose a partir de la media noche". Ya de madrugada, cuando ambos concursantes se encontraban en el dormitorio, López "se quitó los pantalones, ayudó a la otra concursante a descalzarse y a introducirse en la cama que venían compartiendo".

Entonces, el acusado "guiado por un ánimo libidinoso y, a sabiendas del estado de semiinconsciencia en que (…) se encontraba y aprovechándose de esta circunstancia, comenzó a realizar bajo el edredón movimientos de claro contenido sexual". El escrito de la Fiscalía recoge cómo la víctima levantó hasta en dos ocasiones la mano para rechazar la relación sexual.

Las imágenes, fueron mostradas a la joven a la mañana siguiente en el confesionario del reality, "encontrándose esta sola y sin más compañía que la voz en off del conocido como Súper". Este hecho, fue lo que, en opinión del fiscal, provocó en la concursante “un incremento del estado de desasosiego, trastorno y perturbación de ánimo que los hechos sufridos horas antes habían producido en ella". Es por el daño ocasionado con esta exhibición de las imágenes que muestran lo sucedido, por lo que la Fiscalía pide que la productora Zeppelin indemnice con 6.000 euros a la joven.

Tras conocerse el caso en la prensa, el famoso y conocido programa Gran Hermano empezó a sufrir una pérdida masiva de anunciantes y, finalmente, Telecinco ha decidido eliminar de su parrilla la segunda edición de Gran Hermano Dúo que estaba prevista para febrero de 2020.

Te recomendamos

Inspirational

Criteo

Informa

Samsung

Compartir