Anunciantes

La guerra de precios da ganas de comprar a los consumidores

El ambiente informativo durante la crisis no ha quitado a los consumidores las ganas de comprar, al menos en Alemania. La inclinación a la compra de estos consumidores durante 2009 no solo no se ha reducido: comparado con 2008, el indicador de clima de consumo del instituto GfK se ha elevado 21 puntos.

El motivo principal para estas ganas de consumir, según Gesellschaft für Konsum, ha sido el importante abaratamiento de los productos derivados del petróleo y de los alimentos, además de la baja tasa de inflación, del 0,4%.

El sector gastronómico sí ha sufrido la mala racha económica del consumo privado, según los datos de GfK. El consumo fuera de casa se ha reducido un 8% durante 2009. Esta tendencia a quedarse en casa, o cocooning, ha beneficiado en cambio a los establecimientos de alimentación, aunque su facturación ha descendido un 1%, a causa de la tendencia a reducir los precios.

El mercado de materiales de construcción y el de la electrónica de consumo han podido mantener estables sus ventas, con un aumento del 2%. Lo mismo ha experimentado el sector de los electrodomésticos (+5%). Los principales impulsores de las ventas han sido las cafeteras con sistema de cápsulas y las aspiradoras, con un aumento de las ventas del 6%.

Por mucho que se diga que no hay que ahogar las penas en alcohol, lo cierto es que el mercado de las bebidas alcohólicas también se ha beneficiado de una evolución ligeramente positiva.

Wolfgang Twardawa, experto en marketing de GfK Panel Services, explica cómo ha cambiado el comportamiento de los consumidores durante 2009: “Una de las principales conclusiones sobre los consumidores se puede resumir en el lema ‘La carencia enfría el cerebro’ (…) Las nuevas tendencias son el consumo reflexivo, buscar la calidad en lugar de la cantidad, la renuncia a lo superfluo y el gusto por las cosas pequeñas”.

Los consumidores encuestados por GfK se muestran cautos ante 2010: notan que la economía se ha recuperado ligeramente, pero consideran que el paro puede seguir creciendo y que se van a elevar los costes de, por ejemplo, los seguros médicos, además de la inflación. Klaus L. Wübbenhorst, presidente de la junta directiva, declara al respecto que “GfK espera que el consumo de las familias se estanque en 2010, pero no que se reduzca”.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir