Anunciantes

LA IGLESIA ENGORDA SUS ARCAS GRACIAS A LA PUBLICIDAD

En 2006 el Gobierno anunció el nuevo sistema de financiación de la Iglesia católica, por el cual ésta sólo recibiría del Estado el 0,7% de la cuota íntegra de los contribuyentes que manifestaran su deseo de destinarlo a dicha institución. Esta decisión del Ejecutivo hizo temblar a los religiosos, que temían perder parte de su poder económico.

En consecuencia, rápido organizaron una campaña de comunicación que se difundió a través de la televisión, radio e internet, titulada Por tanto, en la que se apelaba a la solidaridad de la gente con distintas causas en las que participa la Iglesia y los voluntarios, pidiendo que marcaran con una cruz la casilla de la asignación de la Iglesia, en sus declaraciones del Impuesto sobre la Renta (IRPF).

El resultado fue bastante exitoso, pues en 2007 consiguieron que la asignación tributaria superara en 29 millones de euros la anterior dotación estatal, alcanzando 173.753.065 euros, según informa la revista Actualidad Económica

Por este motivo, el pasado noviembre decidieron lanzar una nueva campaña publicitaria, más amplia y mejor dotada económicamente que la anterior. Sin embargo, en opinión de José Manuel Vidal, director de religiondigital.com, este tipo de acciones no es suficiente.

La Iglesia no sólo necesita el apoyo económico sino, sobretodo, poner los medios materiales y humanos para que sus estrategias comunicativas de cara a la captación de feligreses sean eficaces, pues cada año pierden una media de 200.000 fieles, según calcula Juan González Anleo, catedrático emérito de Sociología de la Universidad Pontificia de Salamanca, a partir de datos del CIS.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir