Anunciantes

Hay que seleccionar un abogado especializado según cada problema

La importancia de los abogados y los peritos judiciales

La importancia de los abogados y los peritos judiciales

Cualquier tema legal debe de ser tratado por un profesional, ya que este es un sector que se rige con unas normas muy concretas y concisas, en el cual cualquier tipo de desliz, despiste, etc. Puede suponer una gran diferencia en el resultado de la sentencia que se haya dictado. Y por ende, se requieren de conocimientos legales lo suficientemente avanzados como para poder desarrollar una defensa legal correcta independientemente del ámbito al que pertenezca dicho caso; desde divorcios hasta accidentes laborales, impagos y morosidad, la redacción de contratos por la compra/venta de inmuebles, etc. Aunque, eso sí, al ser tantas competencias y todas ellas tan distintas entre sí, deberás seleccionar para cada caso en concreto un abogado especializado en dicha rama jurídica.

Contratar abogados a distancia, un proceso cada vez más natural y práctico.

De entre la enorme cantidad de profesionales existentes, podrás buscar siempre los mejores bufetes tanto dentro de tu localidad como fuera de la misma, ya que en la actualidad es muy sencillo encontrar abogados en Barcelona que se desplacen a la capital (Madrid), Valencia, Sevilla o en definitiva cualquier otra ciudad frecuentemente, o inclusive resuelva ciertas cuestiones a distancia. Esto te permitirá contratar abogados siempre en base a la calidad de los servicios que éstos ofrecen (siempre y cuando te los puedas permitir), sin trabas al respecto.

Lo complicado que se tornan todos estos procesos judiciales requiere a veces de una figura externa y que para todos aquellos totalmente ajenos a dicho medio quizás no conocen. Estamos hablando cómo no del perito judicial.

La figura del perito judicial. Qué es, y para qué sirve

La necesidad de contratar a un profesional de esta índole puede surgir de una enorme variedad de cuestiones legales, pero se torna como algo indispensable para, por ejemplo, analizar las pruebas de un caso por negligencia médica, y dictaminar así ante un juez con la potestad y los poderes que tiene las evidencias encontradas y que puedan ser de ayuda para dictaminar una resolución u otra de un caso en concreto.

El proceso habitual a seguir tras haberse dictaminado una situación por mala práxis médica varía en función del tipo de negligencia cometida, y lo grave que esta sea. Sin embargo, y si las víctimas consiguen demostrar aquello que demandan a través de las pruebas aportadas por un perito judicial, la presunción de inocencia se evaporará y se los tomará como víctimas, debiendo ser correctamente recompensadas por los culpables.

La principal función de los peritos es la de esclarecer la verdad de una situación, ni más ni menos. Así, se apoyan en los conocimientos y las habilidades técnicas que este tipo de personas con poderes legales puedan aportar en un sector en concreto, con términos científicos y 100% viables ante un juez, otorgándoles así poderes de gran peso y veraces a todos los efectos legales.

¿Quién es el encargado de adjudicar un gabinete pericial u otro en cada caso? Pues bien, esto dependerá de si ambas partes (tanto defensa como acusación) se ponen de acuerdo o no sobre contratar a un perito judicial en concreto u otro. De no ser así, sería el propio juez la figura encargada de hacerlo (evidentemente) de una forma totalmente imparcial, y ambas partes deberán acatar la decisión.

A la hora de hablar de juicios, defensa legal, etc. Se debe de mencionar por tanto también la figura del perito judicial, ya que se trata de una figura importantísima en el devenir de un proceso legal de esta índole.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir