Anunciantes

LA INDUSTRIA CINEMATOGRÁFICA POTENCIA LA IMAGEN DE MARCA

Cine y moda se dan la mano desde hace ya varias décadas. La aparición de las firmas de moda tanto en la gran pantalla como en las series televisivas se ha convertido en una estrategia efectiva para ensalzar su imagen de marca, así como para potenciar su proyección en el extranjero.

“El uso de marcas conocidas en películas permite a las enseñas identificarse con el protagonista y transmitir sus valores”, explica Gonzalo Brujó, consejero delegado de la firma especializada en publicidad Interbrand.

Los que mejor han sabido sacar provecho de esta técnica de marketing son las firmas Custo Barcelona, Camper, Loewe, Mango y, sobre todo, el mundialmente conocido Manolo Blahnik. El diseñador de zapatos se hizo célebre gracias a su aparición en la serie norteamericana Sexo en Nueva York, donde su protagonista, Carrie Bradshaw, papel interpretado por la actriz Sarah Jessica Parker, era adicta a los famosos “Manolos”.

También el modista catalán Custo catapultó su firma Custo Barcelona hasta las más prestigiosas pasarelas del mundo, después de la aparición de una de sus camisetas en la película Novia a la Fuga (1999). Mientras que Mango, ha sabido jugar sus cartas en todos los terrenos, tanto en la pequeña como en la gran pantalla. “Las películas y las series se aprovechan de nuestros productos y nosotros de su audiencia”, afirman desde la cadena. Según recoge Expansión, la compañía colabora con series españolas como Camera Café, Yo soy Bea, Aída y Los Serrano. Y entre sus pinitos en el extranjero destaca su aparición en la película El Diablo se viste de Prada y la cesión de prendas para el último filme de Woody Allen Vicky Cristina Barcelona. Estas son las dos maneras de aparecer en cine.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir