Anunciantes

La innovación de Apple se pudre, pero su mensaje también

AppleAunque lo que vimos el pasado miércoles en la presentación del nuevo iPhone 7 no sorprendió a nadie, pues era todo lo esperado, el evento dejó un sabor algo amargo ya que la compañía siempre se guardaba un as en la manga para sorprender al público.

Esta vez no ha sido así. La expectación tanto por parte de los fanáticos de la marca como de los medios era máxima y podríamos decir que, en cierta manera, Apple fracasó.

Y no solo en cuanto a su escasa falta de innovación en su nuevo aparato, sino en su estrategia de marketing que no fue capaz de generar interés en los usuarios.

Muy alejado del tono al que nos tenía acostumbrados Steve Jobs, el rey del marketing, Cook se limitó a una correcta presentación sin sorpresas.

Pero lo más preocupante no es el nuevo iPhone 7 sino el mensaje de marca. Y es que el valor añadido de Apple no se encuentra en sus productos sino en la reputación que a lo largo de los años ha sabido crear posicionándose como una compañía diferente, única, innovadora, que ofrece una excelente experiencia de usuario y que siempre va un paso por delante de sus competidores.

Sin embargo, los titulares de los medios de comunicación solo nombraban una cosa: la desaparición de la clavija jack para los auriculares. Aunque, sin duda, es una innovación interesante, no resulta lo suficientemente atractiva para unos usuarios que utilizan esa clavija cada día.

Por ello, el nuevo móvil ha generado más dudas que deseo en los consumidores debido a unos cambios que, aunque puede que correctos, están lejos de ser revolucionarios. Además, la eliminación de la clavija obliga a los usuarios a utilizar los AirPods, los auriculares de la marca que tienen un precio de 159 dólares.

Phil Schiller, ejecutivo de la compañía, explicaba la semana pasada el motivo de la decisión que argumentó como una cuestión de valentía. "La valentía de seguir adelante y hacer algo nuevo que mejore la vida de todos".

Pero estas palabras no suponen un alivio para unos usuarios que no tienen motivo alguno para adquirir un producto cuyo mensaje se ha centrado más en los elementos que pierde que en lo que podrían ganar los consumidores.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir