Anunciantes

La logística de Red Bull: ¿es posible valorar riesgos y tener éxito llevando una marca al límite?

La logística de Red Bull: ¿es posible valorar riesgos y tener éxito llevando una marca al límite?Ser una marca extrema tiene sus cosas buenas. A veces puedes llegar a romper récords científicos y estratosféricos, en el sentido más literal de la palabra, como consiguió Red Bull al ayudar a Felix Baumgartner a convertirse en el primer hombre en superar la barrera del sonido en caída libre al saltar desde más de 39.000 metros de altura. Pero detrás de Felix Baumgartner se escondía una logística de planificación y ejecución realmente alucinante.

Días antes de que Felix se subiera al globo que le llevaría al borde de la estratosfera el mundo entero ya era consciente de los riesgos que el deportista extremo corría y de todas las cosas que podrían llegar a salir mal. Y desde el punto de vista de la comunicación de marca, un riesgo así puede dar mucho miedo.

El grado de dificultad era especialmente alto en este caso, pero Red Bull ha sido capaz de crear una marca enorme gracias a todo tipo de actividades extremas, desde la Fórmula 1 hasta el Red Bull Air Race o Crashed Ice, por lo que tiene algo de experiencia en el riesgo y en cómo maximizar el espectáculo en favor de la marca.

Para entenderlo mejor, en un plan de contingencia en comunicación lo primero es hacerse una idea de la infraestructura real del Red Bull Stratos y todas las precauciones que se tomaron. “Tienes que tener un sentido claro de todas las preparaciones, inversiones y todos los elementos que han intervenido en asegurar que el evento ha sido tan seguro como era posible”, explicó a Marketing Mag Kenneth Evans, vicepresidente senior de Apex Communications.

El siguiente paso está en buscar toda la experiencia disponible en todas las áreas clave del evento, ya que sólo entendiendo todas las partes que entran en juego y sus puntos débiles es posible imaginar todos los escenarios posibles, desde el mejor hasta el peor. Es en este punto en el que se puede empezar a plantear cómo una marca y su equipo de comunicación deben responder en caso de que el evento se convierta en tragedia.

Sea lo que sea lo que ocurra, esta preparación permite a la marca y a su equipo de comunicación identificar qué ha pasado, dónde y por qué y adelantarse a cualquier tipo de información que pueda suceder para poder articularla. Además, en caso de producirse algunas de las peores expectativas, hay una serie de técnicas de comunicación claves para estos hechos. La primera de todas, reconocer la tragedia, además de dar apoyo a la familia y al personal involucrado.

Más tarde es posible empezar a informar públicamente de por qué y cómo ha ocurrido el evento y responder a cualquier pregunta acerca de si fue un error o parte de un riesgo calculado.

“El elemento primordial en algo como esto es la transparencia. El número dos la velocidad. No quieres dejar cualquier cuestión en el aire y dar lugar a la especulación”, aseguró Evans.

Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir