líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Anunciantesespacios confortables

La importancia de los espacios confortables

La nueva normalidad y la necesidad de espacios confortables

En esta “nueva normalidad” que estamos viviendo, estar en casa es más habitual y no por ello debe ser una experiencia que carezca de confort.

Por “nueva normalidad” se conoce a la forma en que las sociedades se han tenido que adecuar a ritmos de vida más pausados y seguros, tanto a nivel sanitario como general, para hacer frente a la situación sanitaria ya por todos conocida. En ella, en esa “nueva normalidad”, estar en casa es más habitual y no por ello debe ser una experiencia que carezca de confort.

El confort es una palabra compleja, tiene que ver con sentirse a gusto en un espacio, pero también con que ese espacio transmita una experiencia satisfactoria, sin medias tintas. Por eso, lo principal para crear un espacio confortable en casa es acudir a la venta aire acondicionado split y elegir el que por sus características -también por las dimensiones físicas del hogar- se adapte al hogar, y pueda tanto enfriar en verano como mantener el calor en invierno.

Desde luego, la temperatura es un excelente indicador del confort en un hogar, y a nadie le apetece estar en un espacio de la casa que sea muy caluroso, o por el contrario, muy frío. No obstante, ahora que existe la necesidad de pasar más tiempo en casa, también es evidente la necesidad de crear espacios domésticos mucho más confortables. Aquí vamos a indicar algunos aspectos a tener en cuenta al respecto.

Iluminación

Sin lugar a dudas, uno de los aspectos que más interviene en el estado de ánimo, en la motivación, en la productividad y en la postura hacia las cosas que se deben realizar cada día, es la temperatura que puede existir en ciertos espacios. De ahí la importancia de adquirir productos de climatización, como se ha mencionado antes.

Pero también en esa dirección hay que hacer hincapié en la iluminación. Una habitación, o una casa con una iluminación inadecuada o insuficiente, puede traer consecuencias notables sobre lo ya mencionado, es decir, sobre el estado de ánimo, motivación, productividad, y predisposición hacia las cosas.

Por eso crear espacios domésticos confortables es también crear espacios correctamente iluminados. Hay mucha tela que cortar en ese aspecto, pero la ciencia sugiere aprovechar tanto como sea posible la luz natural, puesto que por una situación evidentemente biológica, regula la actividad y la productividad de las personas, y les permite ajustar su reloj biológico en consonancia.

Entretenimiento

Más tiempo en casa significa más necesidad de entretenimiento, porque no todos los días será necesario hacer tareas de limpieza, utilizar la lavadora o fregar los suelos. Habrá tiempo libre -incluso para los que trabajan desde casa-, y no habrá mejor oportunidad de entretenimiento que aprovechar una oferta de televisor económico, teniendo en cuenta las tendencias tecnológicas y las especificaciones mínimas viables para disfrutar como nunca.

Crear espacios confortables significa, a veces, modernizarlos. Un nuevo televisor crea confort y decoración de lujo, con tan sólo colocarlo en el salón o en un dormitorio principal, y a su vez, permite a la familia disfrutar de películas y series, y en el caso de los más modernos, se puede convertir en todo un ecosistema de entretenimiento a disposición.

Actividades y vitalidad

Lo que se conoce como nueva normalidad es una combinación de cuidados y hábitos de índole sanitaria -para cortar las cadenas de propagación del virus que ha azotado al planeta entero- y modos de vida que, aún cuidándose, no permitan que decaigan los niveles de energía o exigencia física a los que algunas personas están acostumbrados.

Por eso, tanto si se tiene que hacer gran parte de la vida en casa, como si se quiere aprovechar cada momento en el hogar tras una jornada laboral fuera de ella, aquellas actividades que proporcionen vitalidad y energía deben ser siempre una prioridad. Para ello, no obstante, no siempre se podrá hablar de productos o máquinas para hacer ejercicio, sino más bien de cuidar los hábitos y cambiar aquellos que posiblemente puedan causar daño. La finalidad de todo es no favorecer nunca a la procrastinación, ni mucho menos al sedentarismo, porque son dos conductas y malestares que impedirán que un ambiente con un clima agradable, una iluminación correcta o toda la tecnología para el trabajo y el entretenimiento, sea insuficiente para un disfrute pleno.

Así funciona Spaces, la función de salas de chat por notas de voz de TwitterAnteriorSigueinteLaura Scott, nueva Head of Social Media de Catorce, agencia de DDB Worldwide Network

Noticias recomendadas