líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

La polémica vuelve a planear sobre Hollister: sus empleados podrán por fin ir solos al baño

La cadena de ropa Abercrombie & Fitch y su «hermana» Hollister son conocidas por el estilo surfero, la gente guapa y… las polémicas por el trato que ofrece a sus trabajadores. La última en llenar titulares ha sido Hollister porque «sus trabajadores dejarán de ir acompañados al baño».

Tras multitud de quejas, la cadena de ropa norteamericana ha decidido retirar la norma que obligaba a los guardas a acompañar a los empleados de la tienda cada vez que utilizaban el baño, con la finalidad de evitar robos. Este mecanismo de control es del todo innecesario y abusivo.

No es la primera vez que Hollister o Abercrombie están en la palestra por el excesivo control ejercido sobre sus empleados, a los cuales cachea cada día al finalizar la jornada, además de obligarles a mantener una imagen perfecta que concuerde con el ideal de belleza que la tienda representa.

La manera de actuar de los empleados también está perfectamente orquestada y controlada. Éstas cadenas textiles gozan de enorme popularidad sobre todo entre el público adolescente que acude a los establecimientos en masa para adquirir sus productos bajo una música atronadora y bellos hombres paseándose semidesnudos por la superficie.

Toda una estrategia de marketing que ha generado una imagen de tienda fría y altiva, pero que ha conseguido la adoración del público juvenil.

 

Vodafone invita a sus seguidores a publicar tuits con momentos inolvidablesAnteriorSigueinteLos dispositivos móviles engullen ya el 17,4% del tráfico web

Noticias recomendadas