Anunciantes

La reputación de Toyota por los suelos por un fallo en el acelerador de sus vehículos

El fallo en el pedal del acelerador de varios modelos de vehículos Toyota podría suponer la debacle para el fabricante de coches nipón. Afecta a unos 1,8 millones de unidades en Europa de ocho modelos, a los que se añaden unos 5,5 millones en Norteamérica.

Los vehículos llamados a revisión en una treintena de países europeos fueron fabricados en Kolin (República Checa) entre el inicio de la producción de dichos modelos a mediados de 2005 y mediados del pasado año. En España se revisarán 145.000 unidades.

El ministro japonés de Comercio, Masayuki Naoshima, ha hablado con cierta alarma sobre la mancillada reputación de Toyota Motor Corp., la mayor empresa automotriz del país. “Me gustaría que Toyota respondiera debidamente para calmar la confianza de los consumidores”, explica. El costo de la retirada seguramente ascenderá a unos 900 millones de dólares, y la pérdida de ventas costará a Toyota otros 155 millones a la semana, según Tatsuo Yoshida, analista de autos del banco UBS en Tokio.

“La magnitud de los retiros es enorme. La situación es grave. Resalta los posibles peligros que puede generar una economía global”, dijo Naoshima. En su informe mensual, la página de investigación automotriz Edmunds.com asegura que la participación del mercado estadounidense de Toyota seguramente bajará al 14.7% en enero, su menor nivel desde marzo del 2006.

Peugeot y Citröen, cuyos pedales son fabricados en la misma planta que Toyota, han anunciado que realizarán una revisión “preventiva” a 97.000 vehículos.

Campaña para tranquilizar a los consumidores
El fabricante de coches japonés ha lanzado una campaña publicitaria en los medios para mejorar su reputación en lo que concierne a calidad. Pero expertos en manejo de crisis aseguran que el mensaje insertado en las 20 cabeceras más importantes de EEUU no es lo suficientemente claro y tranquilizador. Los anuncios impresos en blanco y negro calificaban la interrupción en las ventas y en la producción como una “pausa provisoria” para poner al cliente en “primer” lugar. Los anuncios no dan detalles sobre cómo se arreglarán los pedales ni cuándo los clientes pueden esperar una solución.

Larry Smith del Instituto para el Manejo de Crisis en Louisville, Ky, explica que “el objetivo de los anuncios es ayudar a Toyota a ganar más tiempo y pedirle a la gente que les dé una oportunidad”.

Por su parte, Jim Lentz, director de la división de ventas de Toyota en América del Norte, tiene pensado presentarse en The Today Show de NBC para hablar sobre los planes de la empresa para encontrar una solución.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir