líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Boicot a Nestlé por continuar en Rusia

La sombra del boicot planea sobre Nestlé al no retirarse del mercado ruso

Noelia Chaves

Escrito por Noelia Chaves

Las redes sociales estallan en contra de Nestlé después de que el gobierno de Kiev afirmara que la compañía fue cómplice de la muerte de civiles inocentes en Ucrania.

El conflicto entre Rusia y Ucrania no deja indemne a nadie. Tras la huida masiva de empresas del mercado ruso, este jueves el primer ministro Denyz Shmyhal contactó directamente al director ejecutivo Mark Schneider para convencerlo de retirarse de un mercado que representa solo el 2% de los ingresos globales del grupo alimentario suizo.

Un contacto del que dejó constancia el jefe de gobierno en una publicación que recibió más de 58.000 me gustas con un tajante mensaje «Desafortunadamente, no muestra comprensión. Pagar impuestos al presupuesto de un país terrorista es matar a niños y madres indefensos«. 

Las redes sociales no tardaron en hacerse eco de este hecho. En tan solo unos minutos comenzaron a circular gráficos en los que detallaban las marcas pertenecientes a Nestlé, informando a los consumidores de aquellos productos que evitar comprar.

Desde la compañía se han negado a hacer ningún comentario, tal y como informan desde Fortune, limitándose a exponer las medidas que la compañía ha tomado hasta ahora para limitar sus negocios en Rusia.

Después de 23 días de guerra, la presión para que la comunidad internacional tome medidas más importantes no ha cesado. Mientras, Ucrania continúa siendo arrasada llegando ya los ataques a la frontera con la Unión Europea.

Pese a que son muchas las marcas que han abandonado Rusia, es de reseñar la precaria situación a la que se enfrentan Nestlé y otras empresas de bienes de consumo que venden alimentos básicos, refrescos o incluso alimentos para mascotas, corporaciones que continúan siendo señaladas por actuar presuntamente ‘de mala fe’.

La acusación realizada por Shmyhal hacía Nestlé no pasó inadvertida para otros compañeros de la oficina de relaciones exteriores, como Dmytro Kuleba, quien no dudó en señalar directamente al grupo suizo, «al negarse a detener las actividades comerciales en Rusia, Nestlé permite que continúe la guerra de agresión de Rusia en Europa«, advirtiendo a la compañía de un ‘enorme’ daño a la reputación a largo plazo.

Cálculos comerciales fríos y duros que podrían generan graves consecuencias si el boicot se mantiene. Cuando se le preguntó por qué una importante corporación europea decidió continuar operando en Rusia mientras sus competidores se retiraban o suspendían las operaciones, tal y como recoge Fortune, fuentes cercanas a la compañía afirmaron en privado que esas otras compañías «no controlan el 30% del mercado como nosotros».

Temas

Nestlé

 

Las múltiples facetas de la experiencia se reúnen en una conferencia de pura inspiraciónAnteriorSigueinteEstas 8 tiernas campañas te ablandarán el corazón por el Día del Padre

Contenido patrocinado