Anunciantes

A la todopoderosa marca Disney la persigue un lobo muy feroz (y voraz) en China

disneyEl próximo 16 de junio el gigante del entretenimiento Disney abrirá su primer parque temático en China. Y lo hará entre grandes alharacas, pero también con el miedo metido en el cuerpo por culpa de un peligroso (y ambicioso) rival local.

Disney ha invertido en su primer parque temático en el gigante asiático, que estará emplazado en la ciudad de Shanghái, más de 5.000 millones de dólares. La multinacional estadounidense espera que más 10 millones de personas se paseen por Disneyland Shanghái en el transcurso de los próximos cuatro años.

Con las autoridades chinas de su parte (la ciudad de Shanghái ha ampliado la línea 11 de metro para facilitar la llegada de los visitantes al nuevo parque temático de Disney) y con el apoyo de empresas locales como Airlines China Eastern (que ha decorado uno de sus aviones con Micky y Minnie Mouse), la nueva aventura de la empresa norteamericana en tierras chinas tiene a priori todas las papeletas para triunfar.

Sin embargo, hay alguien empeñado en hacer morder el polvo a Disneyland Shangái. Y no es un cualquiera ni mucho menos. Se trata de Wang Jianlin, el hombre más rico de China, que inauguraba este sábado en las inmediaciones de la metrópoli de Nanchang, ubicada en el este de China, “Ciudad Wanda”, un gigantesco parque de atracciones que poco o nada tiene que envidiar a Disneyland Shanghái.

wanda

“Ciudad Wanda”, que tiene una superficie de 2 kilómetros cuadrados y se jacta de tener las montañas rusas más altas y rápidas del país, nace con la vocación (nada disimulada) de aguar la fiesta a Disney en China.

“Queremos asegurarnos de que Disney no logre beneficios en China en los próximos 10 y 20 años”, aseguraba Jianlin durante la inauguración de su ambicioso parque de atracciones.

“Queremos ser un modelo y afirmar la fuerza de la influencia de los chinos en el ámbito cultural”, recalcaba Jianlin, que quiere echar mano del patriotismo para plantar cara al todopoderoso Disney.

Lo tendrá, no obstante, difícil para conseguirlo porque las entradas para Disneyland Shanghái llevan ya agotadas desde hace unas cuantas semanas y eso que su precio está bastante por encima del poder adquisitivo de los ciudadanos chinos.

Bastante más económicas son las entradas para acceder a “Ciudad Wanda”, que cuestan 34 dólares, la mitad de los que los cuestan los tickets para Disneyland Shanghái.

Te recomendamos

Cannes

Mundial

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir