Anunciantes

Nestlé pierde la batalla de patentar la forma de KitKat

La Unión Europea niega a Nestlé la posibilidad de patentar la forma de su KitKat

Nestlé ha perdido la batalla de patentar la forma de su KitKat en todo el territorio de la Unión Europea, después de más de una década de disputas.

KitKatEn 2002, Nestlé quiso registrar como característica única y propia de su KitKat su forma en cuatro barritas. En 2006, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea aceptó registrarla como tal, pero Cadbury Schweppes (a día de hoy, Mondelez UK Holding & Services) pidió su anulación. Ahora, el organismo europeo ha quitado la razón a la compañía de origen suizo después de más de una década de lucha en los tribunales.

Para el Tribunal, la forma de KitKat no es lo suficientemente distintiva como para proceder a su registro. Es decir, a partir de ahora, los rivales de Nestlé podrán lanzar chocolatinas divididas de forma idéntica.

Cardbury Schweppes poseía Kvikk Lunsj, una chocolatina noruega idéntica a KitKat que, de hecho, se lanzó al mercado tan solo dos años después del progenitor de esta, Chocolate Crisp, en 1937, como recuerda TheDrum.com.

En 2016, la Unión Europea anuló el registro al no haberse podido demostrar que la chocolatina de Nestlé hubiera obtenido un carácter distintivo en todos los países de la Unión Europea. Es decir, aunque sí se había podido probar el mismo en diez de ellos (entre ellos, España), no se podía decir lo mismo en Bélgica, Irlanda, Grecia y Portugal.

"Creemos que la forma distintiva de nuestro KitKat merece protección", ha expresado un portavoz de Nestlé, anunciando que recurrirían la decisión. La multinacional suiza considera que la decisión atenta contra el propio espíritu de la Unión Europea.

Pero, según Tania Clark, socia y abogada de una firma de propiedad intelectual, Withers & Rogers, afirma que el Tribunal ha dado su última palabra sobre este largamente discutido caso. "Nestlé ha sido incapaz de convencer a la corte de su derecho de exclusividad, particularmente sobre otras chocolatinas con cuatro barritas, como la noruega Kvikk Lunsj, que se han vendido en Europa durante muchos años", señala.

Para Clark, esta disputa demuestra hasta dónde son capaces de ir las marcas para proteger la forma de sus productos. "Aunque la protección sea difícil de conseguir, no son propensos a dejar de intentarlo".

Ahora, Nestlé tendrá que intentar registrar la forma de KitKat país por país. Actualmente, ya lo ha conseguido en Francia, Alemania, Italia y España.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir