Anunciantes

Francia registra las oficinas de Google en París por supuesta evasión fiscal

evasion fiscalGoogle vuelve a tener problemas. La compañía lleva bastante tiempo bajo la atenta mirada de las autoridades europeas por la sospecha de una posible evasión de impuestos derivados de su actividad en el continente.

Esta vez ha sido un juez francés el que ha ordenado el registro de sus oficinas de París tras abrirse una investigación por supuesta evasión fiscal y lavado de dinero.

La gendarmería acudió a las 5 de la madrugada a las oficinas francesas de la compañía en un amplio despliegue de medios y que, según el fiscal que lleva el caso, se debe a una investigación abierta el 16 de junio de 2015 tras las quejas de las autoridades fiscales del país.

La intención de la justicia francesa es comprobar si, tal y como sospechan, su sede irlandesa es la que controla y canaliza su actividad en el continente y es utilizada como estrategia para pagar menos impuestos por su actividad en otros países europeos.

"La investigación se centra en verificar si la compañía Google Irlanda controla el negocio francés y en el caso de ser así si no ha cumplido con sus obligaciones fiscales no declarando parte de su actividad en territorio francés", asegura el fiscal en un comunicado.

Por su parte Google se defiende asegurando que sus oficinas en París, Londres y otros países no funcionan como negocios en sí mismos sino como meros satélites que ofrecen actividades de apoyo a sus oficinas centrales instaladas en Dublín.

"Cumplimos la ley francesa y estamos cooperando totalmente con las autoridades para contestar todas sus preguntas", declaraba Google.

Pero no es la primera vez que la compañía se enfrenta a este tipo de problemas judiciales, de hecho, son muchos los países europeos que han denunciado las posibles actividades ilícitas que no solo Google sino también Yahoo y Apple llevan a cabo en sus fronteras.

En enero de este mismo año Google aceptó pagar 130 millones de libras en concepto de impuestos atrasados en el Reino Unido, sin embargo, el ministro de finanzas del país galo ha querido dejar claro que no negociará con la compañía pues "las autoridades fiscales francesas no negocian la cantidad de impuestos".

Y lo cierto es que podría tratarse de importantes cifras, ya que Google declaraba en el año 2014 unos ingresos de 216 millones de euros generados por su actividad en Francia y por los que pagó 5 millones en impuestos; sin embargo, los investigadores cifran sus ganancias en 1.700 millones.

De esta manera, el gobierno francés se muestra tajante en su campaña por el mayor control fiscal de las multinacionales que operan en el país que no solo ha afectado a Google sino también a McDonald’s a quien reclaman 300 millones de euros en impuestos supuestamente evadidos a través de los llamados paraísos fiscales en países como Luxemburgo y Suiza.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir