Anunciantes

La revolución tecnológica llega al Gran Consumo

Las cadenas de Gran Consumo se ponen al día con la transformación digital

Las cadenas de Gran Consumo, como Carrefour, Mercadona, Dia, Lidl o Eroski, ya están metidas de lleno en el proceso de transformación digital, aumentando sus inviersiones y abriendo establecimientos mucho más modernos.

Gran ConsumoLa transformación digital está cambiando drásticamente la vida de la mayoría de personas del mundo, incluso en cuestiones tan cotidianas como ir a hacer la compra diaria. Un sector, el de as cadenas de Gran Consumo, que ya está en plena (y sorprendente) revolución tecnológica, aunque haya sido algo más tardía que en el resto de sectores. Durante los últimos diez años, las compañías que forman parte de la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (Anged) han invertido 14.000 millones de euros en sus supermercados, hipermercados, grandes almacenes y superficies especializadas, según ElMundo.es.

El resultado de esto es una nueva experiencia del consumidor en sus establecimientos de Gran Consumo de confianza, desde robots que atienden a los clientes hasta la posibilidad de hacer una pausa para tomar café. Las tiendas han sufrido un auténtico lavado de cara, con instalaciones más modernas y, en ocasiones, completamente irreconocibles.

Un ejemplo es Carrefour, que invertirá 50 millones de euros en abrir cinco hipermercados y presentó un robot asistente que informa y ayuda a sus clientes. Además, pronto inaugurarán otros 155 supermercados, estrenando tiendas premium y de formato Bio. Asimismo, ha mejorado su oferta de productos preparados y sus supermercados 24 horas.

Otra cadena que ha entrado de lleno en esta evolución es Mercadona. La cadena invirtió 1.008 millones de euros en renovar sus establecimientos y en su web de e-commerce, impulsando los productos frescos, los bloques logísticos y la transformación digital. Por su parte, Dia suele invertir entre 300 y 350 millones de euros en todos los países, entre aperturas y transformaciones, abriendo durante los tres primeros meses del año 480 establecimientos (457 en España).

La cadena alemana Lidl tampoco se queda atrás, invirtiendo en su plan de expansión e inaugurando el pasado año 25 nuevas tiendas en España. La inversión de Lidl se sitúa cerca de 1.000 millones de euros en el país durante los últimos tres años y, además de las aperturas, destaca la puesta en marcha de su plataforma logística en la localidad madrileña de Alcalá de Henares, siendo la más sostenible del grupo en toda Europa. En cuanto a Eroski, también ha decidido adecuar su red de tiendas al formato comercial Contigo, que apuesta por productos locales y frescos, además de con un trato más personalizado, destinando más de 300 millones de euros en los últimos cuatro años.

Te recomendamos

JCDecaux

Mundial

Katapult

Cannes

Compartir