Anunciantes

LAS ECONOMÍAS EMERGENTES SOSTENDRÁN EL CONSUMO DEL LUJO

La Europa de clase media se queja por la subida del precio de la leche y los países de economía emergente desayunan un Chanel. El lujo será el único segmento de mercado que no se resienta con la crisis. “Mientras sigan incorporándose ciudadanos a la clase media de las economías emergentes, esta industria seguirá creciendo anualmente por encima del 10%. Ellos son el verdadero pilar del negocio”, explicó el profesor del Instituto Superior de Marketing de Lujo de París, Michael Chevalier, a Cinco Días.

El capital está pasando de manos occidentales a manos orientales. Es ya un hecho. Las tiendas más exclusivas de las capitales de la moda sobreviven gracias al gusto por la ostentación de árabes, asiáticos y rusos. Buena prueba de ello es que el 75% de la facturación de Gran Bretaña no se corresponde ya con ciudadanos del país.

Los multimillonarios no conocen la crisis, no les afecta. Graff, es uno de los clásicos joyeros londinenses cuyos artículos podrían calificarse de privativos. Según él, los multimillonarios son inmunes a las economías. Las marcas de este tipo lejos de recortar beneficios, siguen ampliándolos: Louis Vuitton incrementó un 12% sus ganancias durante el primer trimestre del año y Mont Blanc y Cartier lo hicieron en un 10%, según datos de Cinco Días.

“El negocio de estos emporios vive una nueva época dorada por el tirón de los consumidores de Moscú, Pekín, Sao Paolo y Nueva Delhi y todo el conglomerado asiático”, recalcó Chevalier al diario financiero.

De hecho estos países son los destinos estrella para marcas como Chanel, Dior o Hèrmes que los sitúan entre sus planes de expansión más próximos. Vuitton posee ya 18 establecimientos en China y Armani pretende abrir 24 tiendas en un plazo de dos años. Corea ocupa la cuarta plaza en el consumo del lujo mundial y los chinos, según Goldman Sachs, podría arrebatarle la primera posición a los japoneses.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir