Anunciantes

LAS EMPRESAS SE VUELVEN VERDES

Las empresas cada vez están más concienciadas con el tema del cambio climático y la sostenibilidad. De hecho, muchas compañías han anunciado medidas urgentes contra estos problemas medioambientales, como bajar el consumo energético por medio de los aires acondicionados o utilizar maquinaria que funcione con energías renovables. Todo es válido a la hora de dar una imagen ecológica positiva, tal y como informa Actualidad Económica.

Muchos colectivos pretenden saber la razón que mueve a las empresas a volverse “verdes”. Parece ser que la gente de la calle cada vez está más concienciada en temas de ecología con lo que hay más preocupación por ella. Las empresas, lo que pretenden con esta imagen sostenible es, especialmente, crear un mejor concepto de sí mismas entre la población. “Si en el despacho más noble de esta empresa hubiese un señor muy malvado, también decidiría portarse bien con el medio ambiente”, sentencian desde consumo.

Muchos ecologistas han tachado esta tendencia empresarial de “puro oportunismo”. Así por ejemplo, Fernando García, técnico de departamento de edificios del instituto para la diversificación y ahorro de la energía (IDAE), organismo dependiente del ministerio de industria, comenta que “resulta más fácil decirle a la prensa que subes la temperatura del aire acondicionado dos grados en verano que aplicar medidas sistemáticas que afecten a la eficiencia global del consumo energético de la compañía”.

Entonces ¿Es la tendencia a la sostenibilidad un mero modo de crear marca? Por lo visto eso es lo que se piensa desde algunas compañías. “Tenemos claro que el consumidor no va a comprar más helados porque sean climáticamente neutrales; la gente no está tan concienciada. Pero hacemos esto porque nuestro público objetivo está interesado en el cambio climático”, explican desde la heladera Ben & Jerrys.

Sin embargo, también hay un cierto compromiso ecológico porque no todo se puede vincular a una estrategia empresarial, tal y como explican en Coca-Cola. La compañía ve como “oportunista” el hecho de que se vinculen las campañas “con objetivos de venta, como hizo en su día Fortuna con el 0,7% de ayuda al desarrollo: cuantos más paquetes comprabas, más dinero dabas al tercer mundo”.

Con esto se puede ver que en algunos casos la sostenibilidad puede ser un valor más para que las empresas hagan una campaña de marketing, pero también puede ser una parte intrínseca de la marca en sí misma. Todo depende de cómo se comunique la ayuda al medio ambiente, como simple publicidad o como auténtico compromiso.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir