Anunciantes

Las fusiones en la industria hotelera se disparan como antídoto ante el auge de Airbnb

hotelera hotelEn los últimos años las fusiones y las adquisiciones en la industria hotelera no han hecho más que expandirse como una forma de recuperar parte del terreno perdido ante el auge de Airbnb o las webs de viajes online como Booking o Expedia.

De acuerdo a las estimaciones de Goldman Sachs, para finales de 2016 Airbnb representará el 5,4% de la oferta total de habitaciones en Estados Unidos, frente al 3,6% el año pasado. Y como Goldman Sachs recuerda, solo cinco operadores de hoteles tienen una cuota de mercado superior al 5%, por lo que no es de extrañar que las adquisiciones sean el paso lógico de la industria.

En cualquier caso, no hay duda de que mientras más grande sea la cadena hotelera, mayor reconocimiento de marca y presupuesto de marketing, así como mejores programas de fidelización.

Por su parte, las agencias de viajes online (como Expedia, Booking, Hostelworld...) ya representan alrededor del 17% de las reservas hoteleras de Estados Unidos, según un estudio de la firma de investigación Phocuswright. Unos canales que sangran las arcas de los hoteles por llevarse entre un 12-25% de comisión de los ingresos de cada reserva.

Commune Hotels & Resorts y Destination Hotels han sido las últimas en fusionarse. Las firmas anunciaron el viernes que cerraron un acuerdo que las converte en el mayor operador independiente de hoteles boutique que se centran en el diseño y que a menudo atraen a un público más joven.

La compañía resultante cuenta con 92 hoteles en siete países y 2.000 millones en ingresos de administración de propiedades. La presidenta ejecutiva de Commune, Niki Leondakis, dijo que se unieron porque ambas son complementarias: mientras que los hoteles de Commune, que incluyen marcas como Thompson o Joie de Vivre, se encuentran sobre todo en las ciudades, los de Destination están principalmente en zonas turísticas.

Según ella, no le sorprendería que haya nuevos movimientos similares en la industria próximamente, como podría ser el caso de Carlson. De acuerdo a fuentes cercanas a la compañía, estaría explorando diferentes opciones, como una posible venta o fusión de su compañía hotelera, con cerca de 174.000 habitaciones de hotel, y de la marca Radisson, recoge The Wall Street Journal.

Parte del impulso de las fusiones de hoteles también podría estar vinculado con el ciclo económico. Ante la desaceleración del aumento de los ingresos, las compañías están buscando el crecimiento en las adquisiciones, reconoció el presidente de Destination Hotels, Jamie Sabatier, en una entrevista el viernes tras el anuncio de la fusión con Commune.

Una de las mayores transacciones vistas en la industria y que cogió por sorpresa al mercado fue la de Marriott International, que acordó en noviembre pagar 12.200 millones de dólares por la adquisición de Starwood Hotels & Resorts Worldwide. El acuerdo crea la mayor compañía hotelera del mundo, con más de un millón de habitaciones y 30 marcas. Algunos expertos piensan que este movimiento puede crear un efecto contagio en la industria. El presidente ejecutivo de Marriott, Arne Sorenson, dijo que pensaba que tras este movimiento serían más grandes para poder “competir mejor” y “ofrecer más valor”.

Otros operadores ven estos movimientos como una manera de aumentar su portfolio de marcas. Es el caso del gigante de alojamiento francés Accor, que el mes pasado adquirió FRHI Holdings, empresa matriz de las marcas de lujo Fairmont, Raffles y Swissotel. El acuerdo valora a la compañía en más de 3.000 millones de dólares, y con esta operación Accor aumenta sus ingresos de alta gama pasando desde el 20% al 35%.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir