Anunciantes

Según la denuncia de un trabajador sobre las escuchas de Siri

Las grabaciones más confidenciales de Siri: conversaciones comprometidas y encuentros sexuales

Un trabajador de una empresa subcontratada por Apple y que se dedica a analizar y clasificar estas grabaciones, denuncia las prácticas poco éticas de Siri.

Siri

"Ha habido innumerables casos de grabaciones de debates privados entre médicos y pacientes, negocios aparentemente criminales, encuentros sexuales, etc. Estas grabaciones van acompañadas de datos del usuario que muestran la ubicación, los datos de contacto y los datos de la aplicación", ha dicho a The Guardian un trabajador de una empresa subcontratada por Apple y que analiza algunas de las grabaciones proporcionadas por Siri. Se trata de una afirmación cuanto menos impactante y que podría hacer tambalear la privacidad de la que presume Apple y, en concreto, su asistente de voz.

Aunque Apple no lo divulgue de manera explícita, parte de las grabaciones que realiza Siri son compartidas a una serie de empresas que se encargan de clasificar las respuestas del asistente de voz y analizar, por ejemplo, si la activación de Siri fue deliberada o accidental. Según ha explicado la tecnológica a The Guardian, "una pequeña porción de las solicitudes de Siri se analizan para mejorar Siri y el dictado. Las solicitudes de los usuarios no están asociadas con el ID de Apple del usuario. Las respuestas de Siri se analizan en instalaciones seguras y todos los revisores tienen la obligación de cumplir con los estrictos requisitos de confidencialidad de Apple". La empresa liderada por Tim Cook afirma que menos del 1% de las grabaciones se califican, y suelen durar apenas unos segundos.

La preocupación del denunciante se centra en la cantidad de ocasiones en las que el asistente de voz de Apple se activa de manera accidental, especialmente en dispositivos como el Apple Watch y el altavoz inteligente HomePod. Estos fallos en el sistema han provocado la escucha de conversaciones que incluyen temas médicos, negocios fraudulentos e, incluso, encuentros sexuales. "En ocasiones, puedes escuchar a un médico y a un paciente hablando sobre su historial médico. O tal vez con el ruido de fondo del motor del automóvil, aunque no puedas afirmarlo con exactitud, lo que parece ser un negocio de drogas. Y se puede escuchar, además, a personas involucradas en actos sexuales que se graban accidentalmente en el HomePod o en el reloj", declara.

Además, el denunciante afirma que los trabajadores no cuentan con una vía específica para reportar sobre este tipo de grabaciones confidenciales: "La única función para informar sobre lo que estamos escuchando (fruto de activaciones accidentales) es por 'problemas técnicos'". Debido a que Apple está subcontratando este servicio, existe una alta rotación. "No es que se aliente a los trabajadores a tener en cuenta la privacidad de las personas, o incluso a considerarla. Si hubiera alguien con intenciones nefastas, no sería difícil identificar a las personas en las grabaciones".

No es la primera ocasión en la que la privacidad de Siri es cuestionada. En marzo de 2018, el asistente de voz de Apple fue el centro de atención por metedura de pata de la empresa. En esa ocasión, un error de Apple provocó que Siri leyera mensajes con el teléfono bloqueado.

Te recomendamos

Carat

FOA

A3media

Outbrain

Podcast

Compartir