Anunciantes

Las marcas blancas se cuelan en la feria Alimentaria

Las marcas blancas han logrado colarse en las conferencias y en los debates de pasillo de la feria Alimentaria, que pretende ser un escaparate de las marcas pero que debe reconocer el nicho de mercado que la nueva frugalidad ha otorgado a las enseñas del distribuidor.

Desde un punto de vista económico, las grandes marcas deben reconocer además que en algunos casos, un 30%  de las ventas provienen de sus mismos productos etiquetados bajo la enseña del supermercado.

"Lo ideal sería poder venderlo todo con nuestra marca. Pero no es fácil. Normalmente, intentamos vender lo posible con nuestro sello. Lo que nos sobra se lo damos a la marca blanca, y si sobra, a la transformación", explicó a El País Agustí Roig, el mayor productor de huevos de Cataluña, Ous Roig.

Sin embargo, un directivo de un fabricante de carnes que pidió no ser identificado señaló que el equilibrio es precario ya que acusa a muchas cadenas de obligarles a vender productos sin etiqueta a cambio de poder comercializar las marcas.

Desde las grandes marcas admiten que éstas suponen menos margen pero que aún así  hay marcas como Gallina Blanca, que aseguran que dejaron de producir para otros y que no se han arrepentido de su decisión.

“La marca blanca es una realidad a la que no podemos dar la espalda. Eso sí, cuanto menos dediquemos a ellas, mejor", fue la conclusión de Adriana Casademont, consejera delegada de la marca del mismo nombre.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir