Anunciantes

Cómo puede el Gran Consumo aprender de las startups

Las marcas de Gran Consumo tienen mucho que aprender de las startups

Las marcas de Gran Consumo deberían echar un vistazo a las estrategias de flexibilidad y emprendimiento de las startups si quieren sobrevivir en el entorno actual.

startupsAunque parezca mentira, David gana a Goliat cuando se trata de emprendimiento y experimentación. En el ecosistema actual, en plena era digital, son las compañías pequeñas, las startups, las que afrontan sin miedo los retos de la industria e intentar ser más creativas, inspiradoras y consumer-friendly. Y, gracias a este enfoque, consiguen hacerse incluso más grandes que el propio Goliat. Es el ejemplo de Dollar Shave Club, Netflix, Warby Parker o incluso Amazon.

Las compañías de Gran Consumo están afrontando cada vez mayores complicaciones. Unas dificultades que se verían bastante aliviadas si tomasen el punto de vista de las startups, como señala Adweek.com. Y en un mundo, el del retail, que está lleno de contradicciones. Por ejemplo, mientras todo el mundo señala el apocalipsis de las tiendas físicas, el gasto en retail no deja de aumentar y muchas compañías de e-commerce lanzan sus tiendas pop-up en espacios físicos.

Durante la mayor parte de su historia, las marcas de Gran Consumo han confiado en el retail para la venta de sus productos. Pero estos socios tradicionales están enfrentándose a sus propios demonios, compitiendo con gigantes con mentalidad de startup, como Amazon. Esto deja al Gran Consumo bastante incómodo, despojado por completo de su posición tradicional.

Muchas de estas marcas están viendo como las startups se comen parte de su pastel. Uno de los principales retos a afrontar es que estas marcas tan bien establecidas suelen caer en prácticas tradicionales que, a pesar de haber funcionado durante décadas, ahora les hacen perder dinero. Es crucial que empiecen a pensar como auténticos emprendedores si quieren aprovechar hasta la última oportunidad que se les presente.

1- No dejar de experimentar

Ahora mismo, nadie pude estar seguro de cómo serán las compras del futuro. Las mejores marcas están experimentando con todos los canales: offline, online, mobile, social media, etc. Y su objetivo principal es aprender de sus errores, no hacer dinero. El éxito estará en olvidarse de los métodos tradicionales para llegar a los consumidores y probar nuevas vías de mostrar la marca.

2- Dejar de actuar como una compañía tecnológica

Las marcas de Gran Consumo han invertido toneladas de dinero en intentar estar al día tecnológicamente durante los últimos veinte años. Pero ahora las firmas más inteligentes intentan liderar la tecnología, no solo construirla. Esto les permite moverse más deprisa y estar siempre en la primera línea, asegurándose de que sus recursos se centran en la marca, en el producto y en las experiencias, en lugar de en los servidores.

3- Obsesionarse con la experiencia y no con los ingresos

Las startups se obsesionan con conseguir la mejor experiencia y engagement para sus consumidores. No les preocupa tanto generar dinero a corto plazo. Se centran en satisfacer las necesidades de los consumidores, no en atraer sus billetes. El Gran Consumo necesita desarrollar métricas de éxito para el nuevo universo de la compra. Esto significa hacer compañías más pequeñas, con menos marcas y menos beneficios a corto plazo. Pero, a largo plazo, significa sobrevivir.

 

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir