Anunciantes

Las marcas de zumo de naranja y su particular concepto de "100% natural" a lo largo de la historia

zumoUn vaso de zumo es la viva imagen de la frescura, lo saludable y lo natural. Pero parece que esta imagen que lleva años introduciéndose en nuestro subconsciente peligra, y mucho.

En Estados Unidos, las ventas de zumo de naranja han alcanzado su nivel más bajo desde hace quince temporadas un hecho que viene dado por dos circunstancias: el aumento de la competencia de otro tipo de zumos y la creciente duda acerca de si son tan naturales como intentan vender.

La historia del zumo de naranja exprimido ha pasado por muchas fases: en sus inicios no engatusó a la clientela por no conseguir mantener su frescura con un buen sabor o resultar demasiado caro.

Pero a partir de 1929, la historia para las naranjas comenzó a cambiar gracias a un descubrimiento médico que instaba a consumir cítricos con la mayor frecuencia posible para curar y prevenir multitud de problemas de salud.

Este hecho inició un boom del zumo de naranja exprimido y envasado, lo cual llevó a mejorar su sabor, precio y caducidad. Pronto comenzaron a surgir marcas y la competencia se fue haciendo más fuerte.

En la década de los ochenta apareció Tropicana, que comenzó a vender zumo fresco en un cartón, alejándose de la tendencia generalizada de venta de zumo concentrado y congelado.

Tropicana marcó el inicio de la historia de zumo de naranja como algo natural y fresco, pero realmente no hay nada de fresco y natural en su elaboración, algo que ha llevado a PepsiCo a tener que defenderse ante los tribunales por engañar al consumidor con sus reclamos de “100% natural”.

Parece que los tiempos están cambiando: la sociedad ya no quiere promesas, quiere verdades constadas, y los zumos “naturales” van a tener que demostrar mucho para volver a venderse como antes y recuperar la confianza de un consumidor cansado de ser engañado.

Te recomendamos

Cannes

Mundial

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir