Anunciantes

LAS MARCAS ESPAÑOLAS SUFREN LA CRISIS EN LONDRES

La caída del consumo en el Reino Unido ha pasado factura a las marcas españolas, que batallan por mantener un margen de beneficios a pesar de la depreciación de la libra, los precios de los alquileres y el descenso de las ventas.

Enseñas como Zara, Adolfo Domínguez o Mango no se rinden e intentan salir adelante en uno de los mercados más competitivos pero más codiciados, cuyos habitantes marcan tendencia a nivel mundial y cuyas calles constituyen un escaparate a la imagen de marca.

Por ejemplo Inditex, que en 2007 había obtenido 4,5 millones de libras (4,8 millones de euros) de beneficio, el año pasado cerró el ejercicio con pérdidas de 22 millones de euros, una caída que muchos analistas achacan a la depreciación de la libra que hace que los costes suban sin tener una repercusión en los beneficios.

Las marcas españolas deben hacer frente además a un problema estructural del negocio que consiste en los altos precios del alquiler, que por ejemplo para Zara representan un 13% de sus ventas.

A comienzos de mes, las marcas españolas realizaron una promoción conjunta de su imagen con descuentos, una iniciativa que contó con la ayuda de la Cámara de Comercio.

Te recomendamos
En otras webs

Enamorando

2btube

Ojo

Hotwire

Compartir