líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Reflexión de Tom Fishburne en Marketoonist

Las universidades en Estados Unidos, marcas de lujo que deben transformarse tras la llegada del COVID-19

Pilar Ruiz de Gauna

Escrito por Pilar Ruiz de Gauna Actualizado el

Al igual que las universidades, las marcas deberán reflexionar sobre su propuesta de valor en función de la realidad que nos acompaña en la actualidad.

universidades

La crisis provocada por el coronavirus ha tenido impacto en infinidad de sectores. Uno de los más afectados por esta situación sin precedentes ha sido el de la educación, y sobre él reflexiona Tom Fishburne en el último post de su blog Marketoonist.

En primer lugar, el profesional cita a Scott Galloway, profesor de la Universidad de Nueva York, quien recientemente señaló que las universidades han dejado de ser organizaciones sin fines de lucro para pasar a ser «marcas de lujo con el margen bruto más alto del mundo«. Galloway se hace eco así del fuerte golpe que ha sufrido la educación superior en Estados Unidos a raíz del COVID-19.

Se trata de un problema que, lejos de ser nuevo, responde a una aceleración de los problemas que «ya estaban en marcha». Un estudio en el que se apoya Fishburne, reveló que, mientras las universidades creían que estaban brindando a los graduados el 80% de las habilidades que necesitaban en su vida laboral, los empleadores sentían que los graduados solo llegaban con el 40% de esas habilidades.

La pandemia ha provocado que el sector de la educación haya tenido que, al igual que otras industrias, trasladar su negocio al universo online. No obstante, la gran mayoría de las universidades mantienen el mismo precio que cuando ofrecían la modalidad presencial. ¿Se trata de la misma propuesta de valor?

Estas «marcas de educación superior» deberán adaptarse a los nuevos tiempos y a las necesidades y prioridades cambiantes de los consumidores. De acuerdo a las predicciones de Galloway, las universidades enfrentarán una crisis financiera «a medida que los padres y los estudiantes evalúen el valor del semestre de otoño», o que estudiantes internacionales decidan que no merece la pena pagar esa cantidad. El sector se verá así obligado a tomar decisiones difíciles en un momento que así lo requiere. «La mayoría de las universidades sobrevivirán, muchas otras no», asegura.

Al igual que las universidades, las marcas deberán reflexionar sobre su propuesta de valor en función de la realidad que nos acompaña en la actualidad. Y para reforzar esta reflexión, Tom Fishburne acompaña su texto con estas satíricas viñetas:

«Safe is Risky»- Julio 2014

propuesta de valor

«Where Complacent Brands Go» – Marzo 2013

«Digital Transformation» – Abril 2020

universidades

«Product Bundles» – Septiembre 2014

propuesta de valor

«Brand Drought» – Diciembre 2008

universidades

 

AXE lanza una edición limitada en colaboración con la serie Sex Education de NetflixAnteriorSigueinteInspirational'20 anuncia fecha en octubre y será 100% online

Contenido patrocinado