Anunciantes

Lego y sus extensiones de marca: cuando las piezas de colores se usan también para hacer música

La máquina de sonido de Mark Crosbie es un secuenciador de batería que crea música con ladrillos de Lego. La herramienta de música interactiva se conecta para analizar en conjunto la percusión en forma de 'notas', que son en realidad ladrillos de Lego 2x2 dispuestos en cuatro pistas de ocho tiempos en una placa de 32 x 32.

Se utilizan cuatro sensores para detectar el color de los ladrillos según se va escaneando la placa. Esta información se convierte en notas musicales por un controlador y se envía a Ableton Live para reproducir los sonidos.

Los diferentes ladrillos de colores de Lego en la placa representan diferentes comandos para el secuenciador. Los cuadros blancos se utilizan para separar las notas, y los bloques negros representan el inicio y el final de la placa. El sensor puede detectar seis colores básicos, lo que deja rojo, amarillo y verde para codificar las notas. ¿Sorprendente no?

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir