Anunciantes

Trump amenaza con impuestos a las marcas automovilísticas europeas

La lengua viperina de Trump supura veneno y amenazas contra el sector automotriz europeo

Donald Trump ha amenazado este fin de semana a través de Twitter con elevar los impuestos de las empresas automovilísticas que, procedentes de UE, operan en suelo estadounidense.

donald trumpDonald Trump, el presidente de Estados Unidos, provoca olas gigantescas (traducidas en agrias polémicas) cada vez que tiene a bien abrir el pico. Y el pasado sábado volvió a dar cuenta de su extraordinario “feeling” con la controversia (de nuevo con Twitter a modo de vaso comunicante).

Trump se valió este fin de semana de su hiperactiva cuenta personal en la red social del pajarito para retar a la Unión Europea (UE) después de que Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea (CE), afirmara que los países miembros se defenderían de los nuevos aranceles anunciados por la Casa Blanca la semana pasada.

“Si la UE quiere aumentar, aún más, sus ya de por sí enormes tarifas y barreras a las empresas estadounidenses que allí operan, nosotros simplemente aplicaremos un impuesto sobre sus coches, que fluyen libremente por Estados Unidos”, escribía Trump a través de Twitter.

El máximo mandatario de Estados Unidos acusó a la UE de poner innumerables trabas a la venta de automóviles de origen estadounidense en el mercado único, lo que constituye, a su juicio, un “gran desequilibrio comercial”.

Estas declaraciones salen de boca de Trump después de que el viernes su Gobierno anunciara la imposición de nuevos aranceles a las importaciones de acero y aluminio independientemente de su procedencia (si bien podría haber excepciones en situaciones concretas).

Tras este anuncio Juncker aseguró que “Europa debe defenderse y se defenderá” de esta afrenta y podría sopesar la introducción de impuestos para gravar productos típicamente estadounidenses como la motocicletas Harley-Davidson, el Bourbon o los tejanos de marcas “made in USA”.

Importantes “players” el sector automovilístico europeo como Mercedes-Benz, BMW o Volkswagen disponen de plantas de producción en Estados Unidos y si las amenazas de Trump se cumplieran, estas compañías podrían ver seriamente afectada su actividad al otro lado del charco.

Desde que aterrizara hace aproximadamente un año en la Casa Blanca Trump ha puesto de relieve la importancia de proteger la industria estadounidense ante el déficit en la balanza de pagos que Washington presenta en relación con algunos de sus principales socios comerciales.

“Estados Unidos tiene un déficit comercial de 800.000 millones de dólares debido a nuestros ‘muy estúpidos’ acuerdos y políticas comerciales. Nuestros empleos y nuestra riqueza se van a otros países que se han aprovechado de nosotros durante años”, asevera Trump.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir