Anunciantes

Levi Strauss sustituirá trabajadores por robots

Levi Strauss da un paso más en la automatización de la moda y sustituirá empleados por robots

Levi StraussEl efecto desgastado de Levi Strauss es una de sus principales características. Hasta ahora, este efecto único se consigue gracias a sus empleados, que golpean, lijan y hasta llegan a hornear las prendas, para conseguir acabados distintos. Pero la empresa quiere sustituir a esta fuerza humana, que lleva a cabo un trabajo que a veces resulta tóxico, por robots, según Expansión.com.

De esta forma, la cadena de suministro que fabrica unos 150 millones de pantalones vaqueros cada año sufriría el mayor cambio en más de una década. Una multitud de robots con láser ya han comenzado a desplegarse por la compañía, que espera sustituir a la práctica totalidad de sus empleados para el año 2020.

El principal objetivo de este cambio es acortar los tiempos del proceso de diseño y fabricación y, por descontado, reducir los costes. El grupo, nacido en San Francisco hace 135 años, intenta de esta forma introducir una modernización de la mano de Chip Bergh, ex ejecutivo de Procter & Gamble que llegó a la empresa en el 2011, y que considera esta innovación como el futuro del proceso de fabricación de pantalones vaqueros. El láser graba los patrones en los vaqueros quemando una fina capa de tejido y pigmento y, según Bart Sights, vicepresidente de innovación de Levi Strauss, se ofrecerán tres modelos básicos en tonos claro, mediano y oscuro, que se podrán personalizar, dando lugar a mil acabados distintos.

“Es fácil imaginarlo. Cuando explicamos el proceso, la mayoría de la gente lo visualiza rápidamente”, ha explicado Sights. Con el paso del tiempo, los clientes utilizarán herramientas digitales para personalizar sus vaqueros, en la tienda o mediante el envío de instrucciones a un robot láser desde su smartphone.

Los directivos del grupo afirman que el láser es capaz de producir  un vaquero cada 90 segundos, mientras que los trabajadores tienen que emplear entre 6 y 8 minutos para conseguir lo mismo. Y es que, en los últimos años, Levi Strauss ha tenido que batallar contra un aumento de la competencia de empresas como H&M, con procesos de producción mucho más ágiles.

Los primeros experimentos llevados a cabo con esta nueva tecnología se hicieron en un centro de distribución en Nevada. El láser, último ejemplo del proceso de automatización del sector, puede resultar una competencia demasiado fuerte para trabajadores de países como Bangladesh o México, donde reciben muy poco dinero por trabajar en la industria textil.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir